Stalinkas, Jrushchovkas y Brezhnevkas


Si paseáis por los países de la europa ex-Soviética os habreís dado cuenta de que muchos de los edificios son muy parecidos, en algunos momentos aburridos o por otro lado puede que los encontreis apasionantes. Hoy voy a hablar de estos edificios, concretamente de algunos de los construidos en la era Soviética.

Durante el gobierno de Iósif Stalin (1922 – 1953), y sobre todo a partir de los años 30 -porque en menos de una década estallaría la Segunda Guerra Mundial- se empezó la construcción de las llamadas “Stalinkas”(Сталинка), el nombre genérico de las viviendas que se construían en el imperio ruso en esa época. Un tipo de edificio cuyos apartamentos se caracteriza por su buena planificación, calidad y ubicación, sus gruesas paredes, grandes alturas  entre suelo y techo(unos 3m), y en general por tener amplias dimensiones. Había varios tipos, un modelo más lujoso para las clases más cercanas al partido o los líderes empresariales y otra más discreta para trabajadores. Aún estas casas se consideran “de élite” por lo que vivieron en el pasado y gozan de buena reputación, eso sí, son bastante caras.

 

Stalinska en Bielorrusia, Minsk. Avenida Skaryna.

Stalinska en Bielorrusia, Minsk. Avenida Skaryna en el 2005. Foto de Hanna Zelenko. Visto en Wikipedia.

Detalles de los Stalinka

Detalles de los Stalinka. Visto en Glz.ru

Cuando terminó la Segunda Guerra Mundial los arquitectos soviéticos se adaptaron a la crisis, un momento en el cual se necesitaba alojar a muchos habitantes ( parte de los 250 millones de rusos, casi nada) y había pocas viviendas.

Nikita Jrushchov (o Nikita Khrushchev) sube al poder desde 1953 hasta 1964 y a partir de este momento, la construcción de Stalinkas disminuye drásticamente, se trataba de edificaciones de construcción lenta, cara y poco escalable, así se aprueban las directrices para la construcción de casas prefabricadas y se empieza la expansión en grandes cantidades de este modelo por toda la órbita soviética.

Construcción de un bloque de apartamentos

Construcción de un bloque de apartamentos (1964). Foto extraída de RealUSSR.com

También conocidas como “Jrushchovkas (хрущёвка) (o Khrushchyovkas), se trata de viviendas con el espacio justo para vivir y el edifico está hecho de paneles o ladrillo. La calidad que mostraban las Stalinkas se sustituye por viviendas de poca calidad y poca estética. A veces también se les pone el nombre de   “Khrushoba” combinación de  de la palabra rusa “trushoba” (pobre, sucio) y el apellido Khrushchev. Los ascensores se consideraban demasiado costosos así que una altura de 5 pisos se consideraba perfecta (No me gustaría vivir en el quinto…).

 

Hrushoba en Jurmala, Letonia

Jrushchovka en Jurmala, Letonia

Detalles en las

Varios modelos de Jrushchovkas. Visto en Glz.ru

Se supone que estos edificios tienen una vida útil de 25 años, fueron construidos de manera temporal con la idea de que el “verdadero comunismo” llegaría y terminaría con las necesidades. Pues bien… no fue así, el país se estancó y ahora la mayoría de estos edificios continuan “vivos” a lo largo y ancho de toda la ex-órbita Soviética y algunas de ellos ya han “caducado”, las reformas son totalmente necesarias para garantizar la salud del edificio y modernizar las instalaciones.

El relevo de Jrushchov lo tomó Leonid Brezhnev hasta 1982, en su mandato se aumentó la altura de los edificios (9  o más plantas) y también la de las viviendas, esta vez denominadas Brezhnevkas (брежневки). En general se aumento su tamaño, se instalaron ascensores y la calidad de los materiales se incrementó respecto su predecesora utilizando incluso colores en la fachada, aunque cuando veo uno sigo teniendo la impresión de estar viendo una colmena :p .

 

Prototipo de Brezhnevka

Prototipo de Brezhnevka. Foto de Alex-Brav. Visto en LiveJournal.com

Varios modelos de Brezhnevkas

Varios modelos de Brezhnevkas. Visto en Glz.ru

Este modelo junto con el anterior han ocasionado la sensación “gris”, monótona y decadente que uno puede tener cuando visita muchas zonas de los países ex-Soviéticos. Con el tiempo van naciendo edificios más vistosos y cromáticos que cambiarán la situación, aunque para mí siempre conservará cierta magia, tal vez porque no me he pasado toda la vida en el típico microdistrito ruso ;) .

Dejar un comentario