Víktor Bout, el señor de la guerra


La película El señor de la guerra (el título original “Lord of War”), la protagoniza Nicolas Cage interpretando a un tal Yuri Orlov, quien al fin de la Guerra Fría, gracias al poco control de los armamentos, se convertiría en uno de los mayores traficantes de armas del mundo…

Cartel de El señor de la guerra

Cartel de “El señor de la guerra”

Yuri Orlov es ficción, pero está en parte inspirado en Viktor Bout o Viktor But (Виктор Бут)  que es de carne y hueso, y también conocido como “El Mercader de la Muerte”. La mayoría de la información que se tiene de él son una telaraña de supuestos, acusaciones, afirmaciones, negativas… dando carácter de mítico a este personaje. Algunas fuentes afirman que es ucraniano o que procede de Asjabad. Pero nació en 1967 en Dushanbé, capital de la actual Tayikistán, y parte entonces de la Unión Soviética.

Según la Interpol usa más de un pasaporte y entre sus alias: Vadim S. Aminov, Víktor Anatólievich Bout, Víktor S. Bulakin, y Víktor Butt.

Cartel de El señor de la guerra

Uno de los supuestos pasaportes de Viktor Bout

 

Siendo un voraz lector de los clásicos rusos, se graduó a finales de los 80 en el Instituto Militar de Lenguas Extranjeras de Moscú,  y se dice que habla de manera fluida seis idiomas: Ruso, Portugues, Inglés, Francés y Árabe entre otros y posiblemente varios idiomas africanos. Este prestigioso Instituto era conocido como un gran centro de reclutación para el ГРУ (o GRU, actualmente es el servicio de inteligencia militar de las Fuerzas Armadas de la Federación Rusa). Está claro que Bout estuvo en las Fuerzas Armadas de la Unión Soviética, aunque en su web se afirma que únicamente fue traductor con el rango de Teniente, otros afirman que fue oficial de la fuerza aérea o, miembro de la KGB o de la GRU, pero él niega cualquier vinculación con el espionaje.

Viktor Bout

Viktor Bout

 

La prensa rusa escribió en su día que Viktor Bout trabajó en las Fuerzas Aéreas Soviéticas en Vítebsk (Bielorrusia), y fue en 1987 cuando fue enviado a Angola con las Fuerzas de Paz de las Naciones Unidas, donde sirvió como traductor y consiguió contactos políticos y militares. Él afirma que solo ha pasado dos semanas de su vida en Angola. También trabajó en Mazambique donde mejoró su habilidad con el Portugués. En 1991 algo cambiaría su carrera, se disolvía la URSS y con ello la industria armamentística soviética se vió en una difícil situación, había que deshacerse de tanto armamento, y esto ocurrió especialmente en los países de la recién creada Comunidad de Estados Independientes (CEI), a los que se les concedió el derecho a “disponer” de los excedentes.

Un año más tarde Bout hizo su primer negocio, en 1992, con 25 años compró 3 aviones de carga Antonov AN-12 por $120,000. Más tarde fundaría Transavian Export Cargo, con sede en Ostende (Bélgica). Sus aviones los registró en Monrovia (capital de Liberia) en 1993. En el mismo año movió sus operaciones a los Emiratos Árabes Unidos, punto estratégico para el transporte entre Asia, África y Europa. Bout vió en Dubai una oportunidad: los rusos millonarios estaban empezando a “comprarlo todo” en la ciudad, así que llenaba sus aviones de gladiolos a dos dólares en Sudáfrica y los vendía en Dubai por cien. Años más tarde haría algo parecido con pollos congelados. En 1995 creó Air Cess, con el mismo objetivo que Transavian,  ésta también operaba en Ostende. Curiosamente, unos años más tardes Ostende figuraba como punto de tránsito de armas en el escándalo Irán-Contra.

Uno de los aviones de Air Cess, propiedad de Bout

Uno de los aviones de Air Cess, propiedad de Bout

 

Años más adelante se dice que Bout y sus socios se habían hecho con un tercio del arsenal soviético de Ucrania y vendido por 49 millones en el mercado global y dejando a un lado Ostende, su compañía aérea era ahora la más grande de los Emiratos y contaba con una tripulación de unas 1000 personas. Según algunas fuentes, en el 2000, su flota había pasado de 3 a 60 naves. Después de haber creado más empresas aéreas y teniendo notificación de diversos informes de la ONU sobre su actividad en África tuvo que reubicar algunas de ellas en Sharjah (en los Emiratos Arabes) y más adelante las controlaría desde Moscú, donde estaba más seguro.

Mientras tanto parece ser que en África Central, su villa de Kimihurura (Ruanda) se encontraba repleta de pilotos, mecánicos…,  llegando a ser conocida como “el Kremlin”. Supuestamente los pilotos de Bout sabían bien como evadir los radares y ganaban entre $5.000 y $10.000 por trayecto. Los clientes de África a veces colocaban pistas de aterrizaje temporales y sus pagos no eran sólo dinero, también participaban los famosos “diamantes de sangre“, oro y coltan (recurso imprescindible en la fabricación de componentes electrónicos avanzados, utilizado en teléfonos móviles, televisores, GPS…). La exportación de este último ha ayudado a financiar a varios bandos de la Segunda Guerra del Congo , conflicto que ha resultado con un balance aproximado de más de 5 millones de muertos.

Viktor Bout en Africa

Viktor Bout en Africa

 

Todas las fuentes hacen pensar que Washington y Moscú han influido mucho en el caso para su propio beneficio, con lo que es difícil sacar algo en claro de todas las implicaciones de Bout. Después de todo lo leído, se dice que es un hombre educado, inteligente, ambicioso, pero prudente y modesto, sin inclinación política aparente y entre lo mucho que se afirma nos encontramos con lo siguiente:

  • Transporte en 1993 de fuerzas de paz de la ONU belgas a Somalía en el marco de la operación “Devolver la esperanza”.
  • Transportó armas de Bulgaria y Rumanía a las fuerzas Hutu de la República Democrática del Congo que luchaba contra Ruanda. A su vez es el protagonista del traslado en 1994 de 2.500 soldados franceses a Ruanda para frenar la masacre que allí había.
  • Suministró 40 toneladas de armamento a la Alianza del Norte Afgana.
  • Él mismo dijo que ayudó a armarse al gobierno legal de Rabbani en Afganistán. En 1995, un año antes de que los Talibán tomasen Kabul, un avión Talibán interceptó a uno de Bout cargado de munición para el gobierno. El avión y armamento fueron incautados en Kandahar. Finalmente un año después “escaparon”. Fuentes de la Inteligencia Occidental afirman que Bout aprovechó este incidente para establecer y vender armas a los Talibán.
  • Entre 1997 y 1998, Air Cess transporta armas con valor de 14 millones de dólares desde Bulgaria hasta el grupo rebelde de Angola UNITA y al Frente Revolucionario Unido de Sierra Leona saltándose el embargo de Naciones Unidas. 50.000 y 500.000 personas murieron respectivamente en ambos conflictos.
  • Según el MI6 británico, Bout estaba suministrando armas a la red terrorista Al Qaeda de Osama Bin Laden hasta justo antes de los atentados terroristas del 11 de Septiembre.
  • Ha transportado mercancias para las Naciones Unidas, Inglaterra y Estados Unidos, además  de llevar a Cuerpos de Paz y entregar ayuda humanitaria, muchas veces en las mismas zonas en guerra en las cuales se le acusa de entregar armamento a los grupos en conflicto. En 2004 el Consejo de Seguridad de la ONU redactó una resolución para congelar los bienes de los supuestos mercenarios y traficantes de armas que apoyaron al dictador liberiano Charles Ghankay Taylor (actualmente está siendo juzgado en La Haya por crímenes de guerra.). Diplomáticos franceses y fuentes de la ONU afirman que EE.UU había borrado el nombre de Bout debido a sus vuelos en ayuda americana en Irak, la presión estadounidense determinó que los británicos también borrasen su nombre. Después, los medios de comunicación se encargaron de volver a poner a Bout en la lista negra, llegando a estar por detrás de Osama Bin Laden.
  • Envió suministros al Programa Mundial de Alimentos al continente africano y de materiales humanitarios en Sri Lanka el 2004.
  • En 2005 Estados Unidos informó a la ONU sobre 30 firmas relacionadas con But, ademas se afirmo que tenia la capacidad de entregar aviones, helicopteros y armas en cualquier lugar del mundo como vendedor directo o intermediario.
  • Después de todo este lio se dice que Bout continuó sus actividades en Irak. En 2006 se venden 200.000 fusiles Kalashnikov procedentes de Bosnia-Herzegovina.
  • En 2006 el director de asuntos exteriores israelí se quejó en Moscú de que Hezbolá había usado misiles antitanque de fabricación rusa para atacar a sus fuerzas. Por otro lado, supuestamente Israel estuvo apunto de asesinar a Bout en un viaje de negocios para reunirse con sus clientes de Hezbolá en el Líbano.
  • Revender la información de que armamento cuenta cada contrincante.

Después de todo este presunto historial delictivo y parecer que ha colaborado en todas las guerras de las que tengo memoria, su hermano Sergei afirma que todo esto es una trama política, y que su hermano simplemente es la cabeza visible de una batalla para controlar el lucrativo negocio del tráfico aéreo de transporte internacional poniendo a Rusia fuera de juego.

Bout lo niega prácticamente todo aunque de manera muy ambigua. Dos detalles que pueden dejar entrever  la sombra de la red del tráfico internacional de armas los comenta él mismo en la siguiente entrevista:

Hablando sobre el secuestro de su avión en Kandahar por los Talibán…

E: “¿Los liberó un Gobierno Occidental?”

Bout: “No”

E: “¿Fue una operación del Gobierno Ruso?”

Bout: “Hasta ahora has estado escabando en un gran lago con pequeñas cucharas. Hay fuerzas enormes…”

Él no niega haber transportado armas, pero de forma legal. En otra entrevista dice:

E: “¿Transportaste de forma legal armas?”

Bout: “Legalmente por supuesto. Mira, si tu arrestas a todos los taxistas que llevan a malas personas, no habrá ningún taxista en la calle.”

A pesar de todo, la batalla para acusar judicialmente a But se transforma en los años siguientes en una lucha sin ningún resultado. Parece que la poca exactitud de las pruebas unido a la “floja” ley internacional son la clave.

Viktor Bout fue arrestado en Marzo de 2008 en Bangkok. Tailandia denegó hace unos meses la solicitud de Estados Unidos para extraditar a Bout. Washington le ha implicado en operaciones para vender a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) unos 800 misiles tierra-aire, 5.000 fusiles de asalto AK-47, explosivos C-4 y minas antipersona, entre otras armas valoradas en millones de dólares. Tailandia indica que el proceso ha sido más político que judicial y recuerda que las FARC no son consideradas una organización terrorista por su país.

Viktor Bout, detenido en Bangkok

Viktor Bout detenido en Bangkok

 

El año pasado salía a la luz el libro Merchant of Death (El mercader de la muerte), escrito por el Pulitzer Stephen Braun, de Los Angeles Times, y Douglas Farah, de The Washington Post. Habla de todo este asunto y se denomina a Bout como el Bill Gates de las armas.

Otra fuente de información importante puede ser el documental francés Le cauchemar de Darwin (La pesadilla de Darwin), nominado al Oscar a la mejor película de no ficción en 2004. Se retrata un escenario donde enormes aviones de carga de la antigua Unión Soviética llegan diariamente para recoger los últimos cargamentos de pesca y, a cambio, descargan su mercancía… Kalashnikovs y munición para las innumerables guerras que tienen lugar en la parte central del continente. Una mezcla en la que caben: un ejército de pescadores locales, ejecutivos financieros internacionales, niños sin casa, ministros africanos, comisarios de la Unión Europea, prostitutas tanzanesas y pilotos rusos.

 

ACTUALIZACIONES:

(21 de agosto de 2010) : Víktor Bout, el «mercader de la muerte», extraditado a EE.UU.ABC.es

(16 de noviembre de 2010): La extradición de Viktor Bout a Estados Unidos provoca la ira de RusiaAFP

(19 de Junio de 2011): AK 47: La balada de la muerte - ElMundo.es

 

Más información en http://twitter.com/EuropaEste

 

También puedes unirte y seguir HistoriasDelEste en la página de Facebook.

 

Fuentes:

Tal vez te interese:

 

  1. [...] psicosis llevaría consigo un gasto en armas  desproporcionado, llegando al concepto de overkill, que bien hacía referencia a la capacidad de destruir [...]

  2. [...] a día de hoy. El dinero dejó de llegar y los delfines sirvieron poco más que para engordar el elevadísimo superávit de armamento que Ucrania almacenaba tras la Guerra Fría. Muchos de ellos fueron exportados, la mayoría con destinos más propios de los nuevos tiempos [...]

Dejar un comentario