Nueva Belgrado: bloques y turbo-folk


Una de las imágenes que no me puedo borrar de la cabeza de mi paso por Belgrado es la primera que aparece más abajo. No se porque fue, tal vez por sus dimensiones, o sólo por la pereza que me daba contar los pisos tenían aquellos edificios, quizás por la cantidad de vidas que se cruzaban en un mismo bloque de hormigón, la cosa es que esos cuatro colosos se me quedaron grabados y me han llevado a buscar información de esa zona de la capital Serbia más de medio año después de mi viaje por esas tierras.

Nueva Belgrado

Foto de Nueva Belgrado desde el tren

 

Recuerdo que venía con unos amigos en un tren desde Timişoara (Rumanía) y nos bajamos por error en Novi Beograd (Nueva Belgrado), pronto supimos que no se trataba del centro de Belgrado. La parada estaba algo desierta, el olor a industrial se reconocía facilmente y parecía el escenario perfecto para rodar una escena de Blade Runner.

Bloque 62 de Nueva Belgrado /><b><i> </i></b></p> <p style=Bloque 62 de Nueva Belgrado. Fuente: Wikipedia. Autor: Aleksandar Cosic

La “vieja” Belgrado sin duda era más bonita, estilizada, sofisticada y tal vez divertida, pero los 40 km cuadrados de Nueva Belgrado, situados en la rivera izquierda del río Sava tienen un encanto único.

Vistas de Novi Beograd al fondo desde la fortaleza Kalemegdan

Vistas de Novi Beograd al fondo cuando visitamos la  fortaleza Kalemegdan ©

 

 

Nueva Belgrado, Novi Beograd o en cirílico serbio : Нови Београд, es uno de los 17 municipios de la ciudad de Belgrado, el casi medio millón de personas que lo habitan lo hacen el más poblado de la capital serbia.

 

Aunque existen documentos que reflejan asentamientos en la zona desde el siglo XVI, no fue hasta 1923 cuando se empezó a hablar sobre planes urbanísticos en la zona y un año más tarde se abrió una kafana (algo así como una taberna serbia) con el nombre de Novi Beograd. En 1941 los alemanes se harían con la zona e incluso instalarían un campo de concentración, Sajmište, controlado por la Gestapo, que lo conocía como “centro de recolección”.

Familia de judíos de camino al campo de Sajmište

Familia de judíos de camino al campo de Sajmište. Foto obtenida de Holokaust.rs

 

Pero su verdadera historia comienza al término de la Segunda Guerra Mundial, exactamente en 1948, cuando brigadas de trabajadores formadas por gente de pueblos de alrededor, voluntarios, estudiantes, etc. se juntaron llegando a ser más de 100.000 personas dispuestas a construir enormes edificios rápidamente para alojar a parte de la población que se había quedado sin techo y que además vivía en medio de un baby-boom.

El terreno donde ahora descansa esta mini urbe era perfectamente llano y contrasta con la vieja Belgrado, pero a su vez muy pantanoso, motivo por el cual carros de caballos y más tarde una cinta transportadora movió durante años toneladas de arena de la isla Malo Ratno Ostrvo en el río Danubio hasta casi hacer que desapareciese, por eso se dice que Novi Beograd está construida sobre una isla. Los edificios se empezaron a suceder, y por algunos años fue el area de construcción más grande de toda la República Federal Socialista de Yugoslavia. En 1952 Nueva Belgrado ya era un municipio.

Mapa de Belgrado

Mapa de Belgrado

Planificación de la zona

Ejemplo de la brutal planificación urbana

Uno de los edificios más emblemáticos es la Puerta Oeste de la ciudad (Западна Капија Београда o West Gate). Un rascacielos de 115m y 35 pisos construido en 1977 que es el edificio residencial más alto de los Balcanes. Está enmarcado en la arquitectura brutalista y se compone de dos torres. Durante muchos años una de las torres sirvió como bloque de oficinas de la empresa GENEX (una de las más grandes importadoras/exportadoras de toda Yugoslavia) y la otra de viviendas para los empleados de la empresa. Por eso también se la conoce como torre Genex.

Puerta Oeste de Belgrado

Puerta Oeste de Belgrado o Torre Genex. En la parte más alta hay o había un restaurante giratorio. Fuente: Wikipedia. Autor: Blago Tebi

Aunque en su origen no había bosques en su extensión, el municipio contiene la mayor zona verde de la ciudad, la gran parte está recogida en el parque Novi Beograd-Ušće, que también da nombre a la torre más alta de todo el país, torre  Ušće.

Nueva Belgrado actualmente se distribuye en 72 bloques. En el bloque 70 concretamente se encuentra un oasis chino, orientales con típicos nombres serbios como Vladimir o Jelena hacen sus vidas allí desde finales del siglo XX, controlan además muchos de los comercios de la zona e incluso un gran centro comercial plagado de ofertas, variedad y chollos para los más ahorradores.

Un flujo masivo de inmigración china llegó después de que Slobodan Milosevic visitase China en 1997 y hablase sobre lo que podía llegar a ser un barrio chino en Belgrado. No hizo falta más y poco tiempo después llegaron para quedarse. Las malas lenguas dicen que los “trajo” el propio Milosevic ofreciéndoles pasaportes yugoslavos para que así votasen por él y poder conseguir la victoria en las elecciones. Se estima que el número de ciudadanos de origen chino se acerca ahora a 20.000 habitantes.

Sudoeste de Nueva Belgrado

Sudoeste de Nueva Belgrado. Fuente: Wikipedia. Autor: Михајло Анђелковић

Este apéndice de la ciudad fue una de los principales víctima de los ataques de la OTAN de 1999 y todavía es posible ver los daños que se causaron en los bombardeos.

Ataques de la OTAN en Novi Beograd

Ataques de la OTAN en el bloque 63 de Novi Beograd.

Novi Beograd se empezó a convertir en una mini ciudad habitada principalmente por serbios desplazados de otras repúblicas ex-yugoslavas. Razón la cual pudo llamar la atención de Radovan Karadžić (conocido popularmente como Papá Noel) para ocultarse durante años aquí haciéndose pasar por un especialista médico con una frondosa barba.

Radovan Karadžić

Radovan Karadžić. Cuando fue detenido y años atrás.

Actualmente, en las inmediaciones del municipio se encuentran el Sava Centar, el edificio multifuncional más importante de la ciudad; el Beogradska Arena, donde se celebró el Eurobasket 2005 y el Festival de  Eurovisión de 2008; y algunos museos de importancia aunque destaca la falta de teatros, cines, etc. y otros medios recreativos.

Habitualmente conocido como Studenjak (Studenski Grad) se alza en el bloque 34 la zona de residencias de estudiantes más grande de Belgrado, con una capacidad de unos 5.000. Durante el verano se pueden alquilar habitaciones como si se tratase de un hostal por unos 12 euros. Cerca, desde 2008, en el parque Ušće antes mencionado se celebra el famoso festival de la cerveza de la capital (Belgrade Beer Fest). Se puede disfrutar de actuaciones de grupos en directo mientras saboreas las mejores cervezas. La pasada edición atrajo cerca de 650.000 visitantes.

Festival de la cerveza de Belgrado

Festival de la cerveza de Belgrado. Celebrado a mediados de Agosto. Foto obtenida de la página oficial del festival.

De mi estancia en Belgrado recuerdo una noche que se nos ocurrió salir por la zona cerca del río Sava, a la orilla de Novi Beograd. Estaba llena de barcos anclados (splavovi) formando enormes filas que en los años 80 eran clubes de pescadores y ahora se han convertido en discotecas, restaurantes, etc.

Barcos a la orilla del río Sava

Barcazas a la orilla del río Sava

Decididos a buscar algo de diversión, y tras una difícil elección nos metimos en uno de ellos a disfrutar de la típica música serbia, denominada turbo-folk, un estilo de música con una mezcla de tintes étnicos, ritmos modernos y música electrónica, por dejarlo claro, algo así como Camela a lo serbio. Llamaban mucho la atención las altas e impresionantes mujeres, que cantaban y bailaban. Si no estás acostumbrado al volumen altísimo y al estilo de música, puedes cansarte muy rápido, nosotros no lo estábamos, así que nos movíamos de lugar con facilidad.

Sólo como anécdota contar que la noche anterior la habíamos acabado de manera surrealista en un local a las afueras de la ciudad, se llamaba Brdaras o algo por el estilo, gente cantando, bailando, y entre ellos bastantes ex militares. El turbo-folk ya me calentaba los oídos ;) , y todos disfrutaban del ambiente e incluso alguno nos agradecía como españoles no haber reconocido la independencia de Kosovo, suerte que caímos en ese rincón de Europa…  Algo parecido a todo lo que vimos esos días está en este vídeo:

Esas noches me lo pasé muy bien, pero sin duda cuando más pude disfrutar del folclore serbio fue en un restaurante típico cuando escuchamos una banda que iba mesa por mesa cantando música popular al más puro estilo del director local Emir Kusturika en sus películas. Hablando de cine, si quereís ver un drama de adolescentes en Nueva Belgrado en el conflicto civil de la antigua Yugoslavia, podeís hacerlo con The Wounds de Srđan Dragojević.

Dedico esta entrada a todos los que estuvimos en Belgrado y en especial a Moncho que me acompaño en esa dura noche perdidos por los suburbios de la ciudad :P .

Tal vez te interese:

 

Dejar un comentario