Todo lo que necesitas saber del Mar Báltico


El mar Báltico, a veces tan desconocido, es un mar interior del norte de Europa que se comunica con el mar del Norte y, finalmente, se abre al océano Atlántico. Durante siglos sus aguas han sido el centro de vida de muchas civilizaciones llenándolas de historia y  gracias a su localización goza de unas características que lo hacen único.

Mapa del mar Báltico

Mar báltico – Балти́йское мо́ре

 

Desde tiempos del Imperio Romano, era conocido como Mare Suebicum, un nombre dado con exclusividad gracias a un pueblo germánico procedente del norte de Europa, los suevos, cuyas colonias originales se ubicaban en el área del mar Báltico. La palabra “Báltico” procede del latín “balteus”, cuyo origen es la palabra de origen germánico “belt”, que significa “masa de aguas”. Más que este mar, también tenemos como ejemplos los estrechos daneses Pequeño y Gran Belt.

Los romanos, siempre tan curiosos, ya lo describían como un mar de agua salobre, es decir, con más sal que el agua dulce pero con menos que la del océano. Es algo que llama la atención, si alguna vez te has bañado en este mar descubrirás que el agua no está casi salada. El nivel de salinidad alcanza de media el 6‰, muy bajo si lo comparamos con la media del océano, aproximada al 35‰, o que decir si lo hacemos con el Mar Muerto con el 330‰.

Mar Báltico

Mar Báltico. Foto de Elsamuko

La explicación es sencilla, debido a su alta latitud, el agua difícilmente se  evapora, y la aportación de agua dulce es enorme debido a la gran cantidad de ríos que desembocan en este mar que sumado con las numerosas lluvias hacen de esta zona un ecosistema semidulce único. La comunicación con el océano es muy estrecha, por lo tanto, la sal llega a sus aguas en poca cantidad. En el norte, exactamente en el área cercana al Golfo de Botnia, el agua ya no es salada y muchas especies de agua dulce viven en la zona, por ejemplo, la pesca del salmón o el arenque se convierte en tarea más sencilla.  La baja salinidad debe ser razón suficiente para que las costas del mar báltico se llenen muchas veces de aves que usalmente vemos en ríos o lagos como patos o cisnes.

Cisnes en el Mar Báltico

Cisnes en el Mar Báltico. Sopot (Polonia)

El agua sin embargo vuelve a hacerse oficialmente salada en los estrechos daneses, donde se junta con el Mar del Norte. También lo hace si “cogemos el atajo” a través del Canal de Kiel, el corredor acuático artificial con más tráfico del mundo. Todos estos factores convierten a este mar en una mezcla de especies las cuales realizan un ajuste para responder a los diferentes grados de salinidad, resultando un ecosistema frágil y difícil de igualar.

Playa en los arrecifes de Gdynia - Polonia

Es posible encontrar playas tan bonitas como esta. Gdynia (Polonia)

Volviendo a la historia, tras la caída del Imperio Romano, también cayeron sus rutas comerciales, cuyo declive parece ser fue un factor clave que aprovecharon los vikingos para expandirse  a lo largo del mar Báltico. Allí se intercambiaban pieles, madera, sal, lino, esclavos, plata, hierro, especias árabes, armas, etc. convirtiendo esta zona azul en un escenario comercial perfecto.

Idea de cómo podía ser un vikingo de la época

Idea de cómo podía ser un vikingo de la época

El mar Báltico tiene una superficie de 432.800 km², pero este gran tamaño no impidió a los vikingos conocer sus límites, aunque lo conocían como “El Lago del Este”, tomándolo como una bahía y no como un mar. El agua dulce cerca de sus tierras les debió confundir ;) .

Antes hablaba de la generosa cantidad de ríos que terminan su vida en el Báltico. Pues bien, los vikingos aprovecharon esto para expandirse por nuevas zonas antes de la existencia de carreteras o caminos. Gracias a nuevas incursiones acabaron incluso en el Mar Negro a través del Dnieper o el mar Caspio siguiendo el curso del Volga.  Sin duda estos hombres del norte estaban preparados, el mar Báltico tiene una media de profundidad de 57m, lo cual ayudó a sus embarcaciones, que con poco calado eran aptas para aguas fluviales. Así mantuvieron su hegemonía hasta el siglo XI, cuando los germanos se empezaron a asentar en la zona. Desde entonces hasta nuestros días el dominar estas aguas ha sido básico para  para el control de la región lo que ha desembocado en numeras disputas.

Vikingos en sus clásicas embarcaciones

Vikingos en sus clásicas embarcaciones

 

Siguiendo donde lo habíamos dejado, los mercaderes residentes en las ciudades comenzaron a fundar gremios con la intención de comerciar, y diversas ciudades lograron asociarse fundando la Liga Hanseática para el control del comercio en el mar. Duró desde el siglo XIII al XVII dominando el norte de Europa.

Luebeck (Alemania) en 1350

Lübeck (Alemania) en 1350. Esta fue una de las ciudades miembro más importantes de la Liga Hanseática.

Uno de los productos más preciados de las costas bálticas era y es actualmente el ámbar, aquí se encuentra el mayor depósito del mundo gracias a los bosques que bordean sus costas y además es de muy buena calidad. Estos y otros bienes llamaron la atención de muchos maleantes, piratas eslavos. que causaron más de un quebradero de cabeza a la Liga.

 

Ambar en las playas del Báltico

Ambar en las playas del Báltico

Las siguientes décadas estuvieron determinadas por las disputas y batallas navales entre suecos, prusos y rusos, estos últimos al darse cuenta de la importancia del Báltico, a manos de Pedro I el Gande, construyeron la nueva capital en San Petersburgo mirando al mar y se alzaron como la gran potencia de la zona.

Tras la Batalla de Gangut

Tras la Batalla de Gangut (suecos contra rusos) en la Gran Guerra del Norte. Los barcos suecos capturados son llevados a San Petersburgo

Tras la unificación de Alemania en  1871, el sur del mar báltico era alemán y ayudó a formar el Imperio Alemán. No duraría mucho su felicidad cuando tras la Primera Guerra Mundial (1914 – 1918), y acorde con el Tratado de Versalles, Polonia debía constar de un acceso al Báltico, que se hizo a través de Danzig (actual Gdansk, Polonia) dejando Prusia Oriental aislada del Imperio.

Esto no gusto nada a los alemanes, que recuperando fuerzas suficientes reclamaron Danzig a Varsovia en 1938. Es entonces cuando  nos encontramos de frente con la Segunda Guerra Mundial.

Los alemanes querían toda la costa sur y parte del este del mar Báltico, y así pues este mar se convirtió en protagonista del inicio de la guerra el 1 de septiembre de 1939. Casualmente o no, ésto ocurrió en Gdansk, en la península de Westerplatte, desde ahí los alemanes empezaron la invasión de Polonia.

Bandera nazi en Westerplatte

Bandera nazi en Westerplatte. La ocupación había comenzado.

La presencia alemana sin duda había paralizado la pasada vida comercial del Báltico, ahora el control lo tenían la red de los temidos submarinos U-Boot que vigilaban la zona y paralizaban el tránsito entre este y oeste.

U-Boot U-243 siendo atacado desde una avioneta

U-Boot U-243 siendo atacado desde una avioneta. Si os fijais se ve la hilera de balas.

En 1945 el Báltico se convertiría en una de las grandes tumbas de Europa, formada principalmente por refugiados alemanes que huían del infierno ruso, un ejemplo de ello fue el hundimiento del barco Wilhelm Gustloff, una de las mayores catástrofes navales de la historia superando incluso la del Titanic, este barco estaba destinado a transportar refugiados, más de 9.000 personas desaparecieron en el fondo del mar.

El barco Wilhelm Gustloff

El barco Wilhelm Gustloff

Poco a poco, y tras la caída de la Unión Soviética, las cosas se normalizaron en la zona y en la actualidad los problemas son otros, principalmente relacionados con el cambio climático y la contaminación que gobierna sus aguas, que están perdiendo su calidad y biodiversidad ocasionado por un vertido excesivo de nitratos y fosfatos procedentes de la industria, hogares y agricultura.

Al final los afectados son los de siempre: ecosistemas destruidos, animales afectados (ver aquí el caso de las focas), proliferación de algas e incluso invasiones de nuevas especies traídas por cargueros de otros países, como las medusas mnemiopsis. Las aguas del mar Báltico tardan 30 años en renovarse en su totalidad, así pues,  la ecología es su reto más importante.

Focas grises

Focas grises. Podeís verlas en directo siguiendo esta entrada.

Antes hablaba de los piratas eslavos, pero la versión moderna de los mismos es otro conflicto al que hacer frente, así pues el crimen organizado también disminuye la seguridad de la región. Eliminar el tráfico de personas, drogas y armas es el primer paso para que la circulación en este mar fluya de manera tranquila.

Pero sin duda otro de los grandes problemas es el invierno, las difíciles condiciones climatológicas y la falta de sal en el agua hacen que la congelación de sus aguas sea rápida, hay que decir que cerca del 45% de la superficie del Báltico es hielo en los meses más gélidos y la parte más al norte permanece helada de 5 a 6 meses al año. Todo esto contribuye a aumentar los riesgos, a lo que se une el hecho de que, en muchas ocasiones, los barcos no disponen de los refuerzos necesarios contra el hielo.

Mar Báltico congelado

Principios de Febrero. Mar Báltico congelado en Luleå, Suecia. Se puede ver a un esquiador. Foto de Let Ideas Compete

Debido a esta situación es fácil encontrar islas unidas por el hielo, grandes extensiones de agua totalmente congeladas e incluso carreteras de hielo. Un ejemplo de esto último lo tenemos en Estonia, que tiene aproximadamente 1.500 islas. Algunas de ellas están muy cercanas entre sí y además la profundidad del mar no es grande, así que cuando el frío aprieta el mar se convierten en una vía de comunicación perfecta para los más valientes, sólo hace falta ser precavido y seguir las instrucciones porque para utilizarlas también hay normas :P .

Normas para la utilización de la carretera congelada

Foto de João Rei. Información vista en Diario del Viajero. Normas para la utilización de la carretera congelada entre Haapsalu y Noarootsi:

 

  • Solo se puede ir con luz solar.
  • Una vez dentro no se puede parar.
  • Distancia mínima de seguridad de 250m.
  • La velocidad debe estar entre los intervalos 10 – 25 km/h o 40-70 km/h, velocidades entre 25 y 40 km/h pueden causar resonancias que agrieten el hielo.
  • Se debe conducir sin cinturón para facilitar un posible rescate.
  • Peso máximo de 2 toneladas.

 

Por supuesto también hay ventajas, y muchas, es así que el mar Báltico es un lugar muy apto para sacar provecho de las energías renovables. Calentamiento por biomasa o parques eólicos marinos son los candidatos perfectos. Por ejemplo, países como Alemania y Polonia ya están manos a la obra con ambiciosos planes para construir molinos de viento sobre el mar.

Parque eólico marino en el mar Báltico, Dinamarca

Parque eólico en el mar Báltico, Dinamarca. Foto en FreshkillsPark

Otro día hablaré de lo que se puede hacer en este precioso mar. Tiene muy buenas playas tanto para el relax o para los deportistas amantes del viento, y siempre está recorrido por famosos cruceros que visitan todas las ciudades costeras de la zona.

ACTUALIZACIÓN:

  • (26 de Enero de 2010). El fuerte frío azota el Este de Europa. Un perro recorre unos 40 km del río Vístula en un bloque de hielo hasta que lo encuentran en mar abierto, el Mar Báltico. Aquí teneís la noticia y el vídeo.
  • (10 de Febrero de 2010). Cumbre en Helsinki propone aunar esfuerzos para salvar el Mar Báltico. Link.
  • (12 de Mayo de 2010). Descubren un pecio medieval con cargamento de cobre en aguas del Báltico. Link.
  • (23 de Agosto de 2010). Los ‘ecos’ de la Segunda Guerra Mundial todavía se perciben en el Mar Báltico. Link.

Más información en http://twitter.com/EuropaEste

También puedes unirte y seguir HistoriasDelEste en Facebook.

Tal vez te interese:

 

  1. alcomin says:

    Hace poco tiempo estuve dándome un baño en el mar báltico por dinamarca y me quedé alucinado cuando el agua no era del todo salda :D . Felicidades por el blog!

  2. admin says:

    ¡¡Me alegro de que te guste alcomin!!!Intentaré seguir actualizando información sobre este curioso mar. Jajaja, a mí me pasó lo mismo con el baño pero en Polonia, fue una sensación extraña. ¡Saludos!

  3. rein says:

    a todo esto la imagen que tienes parece mas un guerreo germano mas que un vikingo
    Según los hallazgos arqueologicos, se establecieron hacia el año 500 a. C. sobre las costas del Mar Negro y el Mar Báltico.

    ya que aparte de que las tribus germanas eran varias y todas independientes la unas dela otras hasta ya que luchanban tambien entre ellos, hasta que se aliaran unos con otros cuando penetraron en el interior de europa aporximadamente ya en la era de cristo para la lucha contra romanos.

    lo que quiero decir que una de esas tribus germanas son lo antecesores de los vikingos , eso germanos llegarian a dinamarca y mucho mas tarde en el siglo 8 daria lugar a los vikingos que se extenderian a otros lugares de norte hasta el 11 d.c

  4. Jorge says:

    Hola Rein!!:) lo siento por publicar tu comentario tan tarde, pero no estaba. Muchas gracias por tu aportación. Ya comentaba que los suevos estaban antes que los vikingos en el Mar Báltico aunque supongo que puede que hubiera más tribus germanas. Respecto a la imagen, sí bueno, busque algún boceto de un posible vikingo y encontré ese :D . ¡Saludos!

  5. marisela valdez says:

    en e me de agosto cual es la tempetura del mar balico y sus ciudades

  6. admin says:

    Hola Marisela. Lo siento por no contestar antes pero muchas gracias por el comentario :D . No te puedo ser muy exacto, pero la temperatura del agua en el Mar Báltico irá de entre los 15 hasta los 20 grados si no estás muy al norte. Sobre el calor en las calles depende mucho, pues puede ser alta (treinta y algo) o medianamente baja entre 15 y 25. Hoy en Polonia (Gdansk) han hecho 32 grados, pero también suele llover cuando hace bastante calor. En general por la noche refresca.

    El Mar Báltico es grande, así que si vas más al norte, quítale algún grado más.

    Espero haberte ayudado. Saludos :) .

  7. andrea says:

    perdonen mi ignorancia pero me gustaria saber si el mar baltico esta en hamburgo y si hamburgo tiene mas playas para disfrutarlas no solo comerciales gracias .

  8. juan vergara villarreal says:

    LA RUDEZA DEL CLIMA ES EL PUNTO MAS IMPORTANTE. SOBRE VIVIR ES UNA ODISEA. LA BATALLA ES PERMANENTE PARA SOBRE VIVIR.
    ME ACOMODO MAS EN EL MEDITERRANEO. SOY CALENTANO NACI Y CRECI EN LAS COSTAS DEL MAR CARIBE. CONOCER EL BALTICO Y NO VOLVER SERIA MI POSICION. LOS ADMIRO ENORMEMENTE. CHAO.

  9. admin says:

    Según tengo entendido Hamburgo no está propiamente en la costa del Mar Báltico, sino cerca. Podríamos decir que el río Elba es el que une Mar y ciudad. Según he leído hay alguna playa en el río Elba entre Övelgönne y Blankenese. Luego a parte de esas también existiría un buen número de playas comerciales.

    Lo siento, pero no tengo la información suficiente como para informarte propiamente. Aquí puedes encontrar más info:

    Saludos y gracias por el comentario!

  10. KELLY HOMEZ says:

    GRACIAS POR LA INFORMACIÓN…. BASTANTE INTEREZANTE!! SALUDOS DESDE COLOMBIA!! (AL OTRO EXTREMO HAHAHA :D )

  11. nathalie dumkeo says:

    voy hacer un crucero por el mar baltico en septiembre y todo lo que concierne a esta mar me interesa. Que clima hace en esta epoca del año?
    alguien seria tan amable de contestarme gracias

  12. admin says:

    Hola Nathalie :) , muchas gracias por tu comentario. Depende mucho del año, por ejemplo este año el frío ha tardado en llegar a Gdansk (norte de Polonia a las orillas del Mar Báltico, donde vivo) y en septiembre las temperaturas han sido templadas. Yo esperaría alrededor de 15 Cº, 5 grados arriba, 5 grados abajo, y claro bueno, luego la sensación también dependerá si hace viento o no, o si llueve y claro, más al norte, probablemente más frío. Es bastante difícil de predecir, yo me prepararía para ir en plan “cebolla”, con muchas capas que te puedes poner o quitar según las condiciones sabiendo que es probable un día soleado, como un día lluvioso, como un día ventoso. Espero que nos comentes tus experiencias en este fabuloso mar una vez regreses y muchos saludos.

  13. Chinatown says:

    mersi por hacer eta web

  1. [...] Belomorkanal es para navegación de barcos y une el Mar Blanco con el Mar Báltico cerca de San Petersburgo transcurriendo a lo largo de 227 km por ríos y los lagos de Onega y [...]

  2. [...] por los polacos incorporando así por fin Pomerania a su mapa. El ansiado y disputado acceso al Mar Báltico estaba [...]

  3. [...] vía se traduce en un conjunto de ríos, canales y lagos que comunican el río Volga con el Mar Báltico y que se abre paso por el noroeste de la Rusia europea. Pinkhus Karlinskii, de 84 años y 66 de [...]

  4. [...] muchos de ellos nos hacen comprender porque, incluso con sus defectos, podemos decir que este páis Báltico es avanzado y moderno.  Échale un vistazo a la [...]

  5. [...] recibió el nombre de Bałtyk Arena haciendo alusión al Mar Báltico el cual baña la ciudad. Poco después, la empresa de energía PGE (Polska Grupa Energetyczna) [...]

  6. [...] la ocasión de ver cisnes y patos sobre el mar, algo que suele impresionar. No olvides que el Mar Báltico es un mar de agua salobre. Área del muelle. En las noches de verano se puede disfrutar de un cine [...]

Dejar un comentario