El Tren de los Niños en Budapest


Una de las grandes ventajas de Budapest es la facilidad para salir de la vida urbana. Así, cerca de la capital, empieza un viaje especial. Exactamente en la estación Szechenyi-hegy, al oeste de la capital húngara, parte un tren que nos llevará por las colinas de Buda.

En su mayoría están cubiertas por bosques del Parque Nacional del Danubio-Ipoly, el más extenso de Hungría, un paraíso natural del cual el Tren de los Niños recorre unos 11 km de trayecto con un total de siete estaciones. La gran novedad viene que esta línea de tren está prácticamente controlada por niños.

Tren de los niños. Estación de Szechenyi-hegy.

Tren de los niños. Estación de Szechenyi-hegy.

Lo primero que haremos será comprar el billete que nos venderán niños de 10 a 14 años, esta es la edad que tienen todos los niños que trabajan de forma voluntaria haciendo que todo funcione como cualquier otra línea ferroviaria del país. Mientras esperamos el tren, una “vocecilla” también nos avisará del próximo tren que viene o va, y así desde trabajos de oficina pasando por controlar el flujo de trenes mediante señales o informar  y recoger los billetes a los pasajeros en los trenes. Evidentemente, el trabajo de los niños siempre está supervisado por varios adultos, los cuales también conducen los trenes.

El origen de este invento se remonta a justo después del fin de la Segunda Guerra Mundial. Tras la caída de Hitler, Hungría fue ocupada por los rusos y, después de un breve respiro democrático, en 1947 se instauró un gobierno comunista. De esta manera el país magiar pasaba a ser parte del Bloque del Este. La foto de la izquierda es de Szilveszter Farkas.

Ya desde los inicios de la Unión Soviética se intentó inculcar a los más pequeños los principios ideológicos para una fácil integración en la enorme nación. En 1922 nacía con este propósito la Organización de Pioneros Vladimir Lenin. Se trataba de una organización juvenil de masas (en 1940 ya contaba con más de 14 millones de miembros) en la que participaban niños de 10 a 15 años. Uno de los lugares favoritos para impartir los conocimientos eran los campamentos de verano y es aquí donde sigue la historia de este curioso ferrocarril de Budapest.

La idea de una línea de tren orquestada por niños ya había sido utilizada antes, como era el caso de la antigua Yugoslavia, así que aprovechando la nueva construcción de una ciudad campamento, crearon la línea ferroviaria como un medio de transporte público para llegar hasta esa ciudad, de esta forma los niños se iniciarían en las actividades habituales de los ferrocarriles. Su nombre original era el Tren de los Pioneros (Úttörővasút) y la ciudad , La Ciudad de los Pioneros (Úttörőváros), actualmente llamada Csillebérc. El conjunto fue inagurado en 1948, y llegaba hasta poco más que el campamento de la ciudad.

Movimiento de los Pioneros. Imagen común en la Europa del Este de la época

El movimiento infantil comunista de los Pioneros con sus típicas pañoletas rojas.

 

En los primeros años de vida de la línea, hasta 600 niños coordinaban las actividades ferroviarias, la línea fue creciendo y en 1961 se alcanzaría el pico más alto de billetes vendidos por año: 750.000. Sin embargo, la vida de la línea también tuvo sus crisis como en los años 70 cuando las condiciones económicas de los húngaros mejoraron y los habitantes de la capital  preferían otros destinos antes que las próximas colinas de Buda.

Servicio de verano en los años 70

Servicio de verano en los años 70. Fuente: Gyermekvasut (Web oficial)

 

Otro punto crítico fue la llegada del fin de la era soviética y la falta de fondos como consecuencia. Cuando el comunismo colapsó en Hungría en 1991, cambió el nombre a “El Ferrocarril de los Niños” (Children’s Railway o Gyermekvasút en húngaro) que es como se conoce ahora. Se quitaron las pañoletas rojas de los niños, se sustituyeron por corbatas azules y también desaparecieron las estrellas que adornaban trenes y estaciones. Todo lo que tenía que ver con los Pioneros se modificó para adaptarse a los nuevos tiempos. Poco a poco la aparición de turistas fue reflotando lo que se creía perdido y hoy por hoy, prácticamente es el turismo el que mantiene la actividad.

Ceremonia de arriar la bandera. Imagen común en la Europa del Este de la época

Mayo de 1988. Ceremonia arriando la bandera en una de las estaciones. En el rótulo bajo la estrella se lee : Úttörővasút (Tren de los pioneros). Foto de Sludgegulper

 

Tren de los niños en la actualidad. Momento del cambio de agujas.

Tren de los niños en la actualidad. Cambio de agujas, sólo los varones pueden desempeñar esta labor por razones físicas. Fuente: Gyermekvasut (Web oficial)

 

En la actualidad existen locomotoras históricas únicas e incluso de vapor que están funcionando. Los niños se van turnando los puestos y trabajan unos dos días al mes para no ausentarse del colegio. De esta forma aprenden tanto como les es posible del sistema y se divierten al máximo ;) . Sin duda una buena lección de responsabilidad y trabajo en equipo.

Turno de oficina

Turno de oficina. Fuente: Gyermekvasut (Web oficial)

 

El tren va parando en todas las estaciones llegando hasta Hüvösvölgy, así que la recomendación es empezar desde su inicio para poder disfrutar de todo el recorrido. En el tramo, nos acerca a puntos de interés a poca distancia de Budapest:

  • Normafa, en invierno perfecto para esquiar o practicar snowboard. En verano es un lugar muy popular para hacer excursiones o pasar el día.
  •  

  • Desde la parada de Viragvolgy, un precioso camino cruzando el bosque nos lleva hasta la Iglesia de Makkosmária, un lugar de peregrinaje famoso en todo el país.
  •  

  • Sin duda el lugar favorito para hacer una parada es János-hegy, el mismo nombre que tiene la colina que llega hasta el punto más alto de la ciudad (527 m). Arriba se alza Erzsébet kilátó (Torre de Isabel) llamada así por Isabel de Wittelsbach (más conocida como la Emperatriz Sissi). Se construyó en 1911 durante el Imperio Austro-Húngaro por el mismo arquitecto que diseñó el Bastión de los Pescadores (Halászbástya), conservando su estilo. Desde allí se puede divisar Budapest en toda su extensión y si el día es bueno, incluso se pueden ver los montes Mátra.

 

En lo alto de János-Hegy

En lo alto de János-Hegy. Fuente: Wikipedia. Autor: Tanár

 

Por último aquí os dejo un vídeo de medio minuto que demuestra como los niños dominan las artes del ferrocarril :) . Créditos : hering51

Otro vídeo también muy interesante incluyendo entrevistas a los niños siguiendo este link.

*Para llegar a Szechenyi-hegy debemos coger en Budapest los tranvías nº 59 ó 61 desde Moszkva ter. El número 61 hace el camino de vuelta desde Hüvösvölgy. En la página oficial encontrareís los precios y el horario del Ferrocarril de los Niños.

Via Tren de los Niños en Diario Del Viajero

Fuentes: Tren de los niños en Crónicas Húngaras y la página oficial del invento, Gyermekvasut .

Más información en http://twitter.com/EuropaEste

 

También puedes unirte y seguir HistoriasDelEste en la página de Facebook.

  1. [...] jugando como lo hacían los niños soviéticos hace unas décadas entre los campamentos de los Pioneros, algodón dulce y los dibujos animados [...]

Dejar un comentario