Península de Crimea: Balaklava, el secreto soviético submarino


Esta entrada forma parte de una serie sobre la Península de Crimea, para consultarlos pincha aquí.

Balaklava o Balaclava (En Ucraniano: Балаклава), en la Península de Crimea y a unos 15 km de Sebastopol, es una de las ciudades costeras más antiguas de Ucrania. Para profundizar en su historia y conocer en detalle la importancia en el pasado de esta clase de ciudades portuarias puedes visitar esta entrada, si no, saltaremos un poco en el tiempo.

Puerto de Balaklava

Puerto de Balaklava

Sin duda el episodio más recordado del que fue testigo la ciudad fue la batalla que lleva su nombre en 1854. Mientras los rusos intentaban defender su expansión contra unos y otros, los ingleses, parte de estos últimos, protagonizarían la conocida popularmente como Carga de la Brigada Ligera, un “suicidio” que quedó en la memoria como uno de los absurdos más grandes de la historia militar, que incluso se llevó al cine, pero en eso ya entraré otro día. Lo que hoy nos interesa nos lleva a un siglo por delante, aunque con los rusos también de protagonistas. Nos situamos en el inicio de la Guerra Fría. Balaklava, por aquel entonces un pequeño pueblo de pescadores se convertiría en una población hermética  de la cual era difícil recabar cualquier tipo de información, desapareciendo incluso de los mapas para convertirse en uno de los grandes secretos de la URSS …¿Por qué?

Ucrania, incorporada a la Unión Soviética desde 1922 había visto el final de la Segunda Guerra Mundial a mediados del año 1945, pero sin embargo el conflicto en el Pacífico terminó un poco más tarde con los bombardeos atómicos sobre Hiroshima y Nagasaki.

Iósif Stalin, el máximo líder soviético, estaba muy sorprendido y a la vez preocupado por estos ataques. ¿Cómo sabía que no iba a ser el próximo objetivo? el dirigente ya había sido advertido en 1942 de las investigaciones americanas en materia nuclear, pero los rusos, ocupados con la guerra estaban algo retrasados en su proyecto: el Proyecto de la Bomba Atómica Soviética.

El régimen ruso ya había dispuesto algunas medidas de emergencia ante un posible ataque nuclear, pero necesitaba también proteger su ejército, en este caso particular, su flota de submarinos que era de vital importancia para este tipo de guerra, así pues, discretamente encargó a su mano derecha Lavrenti Beira, que en ese momento se encarga del proyecto nuclear, la búsqueda de un lugar para proteger y reparar su flota de submarinos en caso de emergencia.

Submarinos soviéticos

Submarinos soviéticos: izq, clase Romeo (proyecto 633) y a la dcha un clase Whiskey (proyecto 613 mejorado). Ejemplo de submarinos que se deseaban proteger.

Balaklava, formada por una sinuosa y larga bahía rodeada de montañas hacía del lugar uno prácticamente imperceptible desde mar abierto, sólo la fortaleza Genovesa de Chembalo del siglo XIV, ahora un atractivo turístico,  saludaba a los marineros en el pasado. Sin duda un lugar perfecto para la base si encima pensamos en ubicarla de forma subterránea. Los aviones espías, muy de moda en la Guerra Fría no sospecharían nada. Se pensaron entonces en unas instalaciones cuya tarea principal sería la reparación y rearme de los submarinos, así como repostaje de combustible y reemplazo de las baterías.

Vista de Balaklava desde la fortaleza

Vista de Balaklava desde la fortaleza

Aún después de la muerte de Stalin (1953), las tareas de construcción empezaron en la montaña Tavros (denominada así por el pueblo de los Tauros) en 1957 en condiciones de discreción extrema. Todos los caminos que entraban y salían del lugar se protegieron rigurosamente por el KGB. En muchos documentos soviéticos se hace referencia al lugar como “Complejo 825 GTS”, un nombre cuanto menos misterioso si además pensamos que ya los griegos habían bautizado a la ciudad como Symbolon, aunque éstos no se imaginasen ni por un momento en lo que se convertiría su querido puerto comercial. Este punto lleno de historia llamado Balaklava se había borrado del mapa y era ahora un secreto celosamente guardado.

Entrada de la base soviética secreta para submarinos

Entrada de la base soviética secreta para submarinos

 

Base soviética

Interior del complejo. Parece salido de una película de James Bond

El canal principal por donde los submarinos pasaban a través de la montaña

El canal principal por donde los submarinos pasaban a través de la montaña

 

 

Los mismos ingenieros soviéticos que diseñaron el metro de Moscú (donde ya habían construido alguna estación con una sección más profunda para resguardar a los ciudadanos en caso de una guerra nuclear) aparecieron ante los atónitos vecinos con herramientas gigantes para “enterrar” el complejo en la montaña, de la cual fueron necesarios extraer unas 120 toneladas de roca.

 

Aspecto del canal que atravesaban los submarinos soviéticos

Aspecto del canal que atravesaban los submarinos soviéticos

Puertas de seguridad en la base

Medidas ante una posible amenaza nuclear. Cada parte hecha de una aleación aluminio-titanio pesa 10 toneladas

Carro movido por raíles en la base soviética

Carro movido por raíles con el cual se trasladaban las armas

 

La fortificación nesitaba funcionar como un lugar autónomo, así se podrían seguir realizando las tareas necesarias con respecto a los submarinos ante un ataque nuclear de hasta 100 kilotoneladas . Las obras finalizaron en 1961 y el  lugar fue provisto de todo lo necesario para ser autosuficiente: tanques de combustible, vías de transporte interno mediante raíles, almacenes de agua potable y comida, baños, habitaciones, comedores, un hospital, y hasta lugares de recreo para el personal. Todo acondicionado con un sistema de ventilación autónomo entre otros. Esto podría asegurar el funcionamiento de la base durante un tiempo oportuno en caso de amenaza, en este caso para aproximadamente 3.000 personas durante tres años. Aquí podemos ver un mapa básico de las instalaciones:

Mapa de la base

Mapa básico de la base alrededor del canal por donde pasaban los submarinos. Algunas palabras que pueden resultar útiles-> Repair Shops: talleres de reparación, Mess-Room: comedores, Dry-Dock: dique seco. Los submarinos entraban por la parte norte y salían por la sur reparados hacia el Mar Negro. El rectángulo rojo indica el arsenal de armas.

Trajes que llevaban los trabajadores por seguridad

Trajes que llevaban los trabajadores por seguridad

Turistas visitando el complejo

Turistas visitando el complejo

Acceso en la montaña para el paso de los submarinos rusos

Acceso en la montaña para el paso de los submarinos rusos

Base soviética para submarinos

Cuando pasaba un submarino, también lo hacían muchos peces. Pero aquí se aprovechaba todo, se capturaban y se ahumaban, el olor en el pueblo era una señal inequívoca de que un submarino había entrado hace poco en la base.

Como se ve en el mapa, la montaña contaba con una supuesta entrada y una salida, unas “puertas” muy pesadas camufladas con redes y piedras habilitaban el acceso al gris y laberíntico recinto. La instalación contaba con un canal de más de 500 metros por el cual los submarinos pasaban para llegar a alguno de los talleres de reparación. Muchas de las paredes de hormigón tenían un espesor de unos 3 metros y también existían arsenales de torpedos, misiles nucleares y otras armas y un dique seco para facilitar las reparaciones.

Las instalaciones soviéticas podían dar cabida a 7 submarinos cómodamente y hasta 14 si fuese necesarioCasi la población entera de Balaklava trabajaba en la base, era tal el secretismo que incluso los familiares de los trabajadores no podían visitar la ciudad sin una buena razón y la identificación necesaria. Todavía ahora entre los más viejos de la localidad podemos encontrar a gente que trabajó en el lugar.

En 1991 la Unión Soviética se venía abajo, tanto Balaklava como la base pasaron a la jurisdicción de la Ucrania independiente, pero no sería hasta mayo de 1994 cuando el último submarino ruso saldría de la bahía de Balaklava, y con él se llevarían todos los documentos comprometedores. La base fue protegida durante un tiempo y desde el 2003 se puede visitar como museo y podemos disfrutar recorriendo el complejo e imaginando lo que era la vida allí. Actualmente, Balaklava es un pueblo costero volcado hacia el turismo de muy recomendable visita por toda su historia.

Más fotos:

 

Base soviética secreta de Balaklava

Todo esto es ahora un museo

 

 

Aspecto sombrío de las instalaciones

Aspecto sombrío de las instalaciones. Trabajar aquí debía ser muy impactante.

 

El contraste de las luces es impresionante

El contraste de las luces es impresionante

Más información en http://twitter.com/EuropaEste

También puedes unirte y seguir HistoriasDelEste en la página de Facebook.

Créditos de las fotos: balaklava.russian-women.net.

Fuentes de información:

  1. Alex Rayón says:

    Excelente artículo. La verdad es que te curras mucho las explicaciones, las fotos siempre ayudan a entender mejor todo :-)
    Parece ser, además, que la península de Crimea ha estado de noticia en los últimos días debido a las elecciones, ya que ha resultado importante para decantarse por la opción pro-rusa Yanukovich o la europeísta de Timoshenko.

  2. Jorge says:

    Muchas gracias Alex :D Sí, Crimea y la parte más este del país han sido muy importante para la ajustada victoria prorusa, incluso en Sebastopol (84% de las votaciones para Yanukovich) todavía está alojada la Flota rusa del Mar Negro. Todo por allí aún conserva un estilo muy muy soviético.

  3. Enrique says:

    Ahora entiendo porque hay una canción de los Arctic Mokeys que se llama Balaclava!:D

  4. Xpell says:

    Excelente artículo. Me apunto el blog.

  5. admin says:

    Muchas gracias :)

  6. antondemidov says:

    I want to quote your post in my blog. It can?
    And you et an account on Twitter?

  7. admin says:

    Sure you can :D . The twitter of this website is EuropaEste. Greetings.

  8. Xannon says:

    Your article pefcrtely shows what I needed to know, thanks!

  9. admin says:

    Thanks a lot for your comment! I’m glad you found what you were looking for :) . Kind regards!

  10. Hola de nuevo Jorge.

    Seguimos coincidiendo en algunos artículos sobre Ucrania. …Normal, porque por ahora solo publico sobre mis viajes este país, como te dije en otro comentario.
    Dejaré un enlace al final de mi página sobre este post.
    Un saludo
    Carlos.

  1. Balaklava, el secreto soviético submarino…

    Nos situamos en el inicio de la Guerra Fría. Balaklava, por aquel entonces un pequeño pueblo de pescadores se convertiría en una población hermética de la cual era difícil recabar cualquier tipo de información, desapareciendo incluso de los mapas para …

  2. [...] Los alrededores de Sebastopol pues, en la costa del Mar Negro, se alzaron como el lugar perfecto para tal empresa. No fue el único proyecto en la zona. Cerca, bajo las montañas, se había construido algunos años antes una importante base secreta de submarinos (más información en este artículo). [...]

Dejar un comentario