Tabaco Belomorkanal: un clásico ruso


Hace poco rebuscando en la habitación de mi tío, encontramos un paquete de tabaco algo destartalado. Lo que más me más sorprendió de los cigarros sin duda era la ausencia de filtro y su longitud, formada prácticamente por una boquilla, dejando poco espacio para el tabaco. Tras buscar un poco llegué al término Papirosa (Папироса) que encajaba perfectamente con aquellos cigarrillos rusos. En efecto las papirosas contienen menos cantidad de tabaco que los “cigarros occidentales” y el largo tubo de cartón hace las veces de filtro y de salvaguardia para no quemarse los dedos además de dar cierta libertad al fumador para decidir su longitud y su forma.

Caja de cigarrillos Belomorkanal

Caja de cigarrillos Belomorkanal. Una papirosa está formada por un cigarro en papel arroz el cual a su vez está incrustado a un tubo largo de papel más grueso. Autor: Tato

 

Fumando Belomorkanal

Fumando Belomorkanal. Aquí se aprecia las formas que le dan los fumadores.

Y así fue como descubrí Belomorkanal (Беломорканал), la marca de papirosas creada en 1932, en plena era soviética,  por la compañía de tabaco Uritsky en Leningrado (actual San Petersburgo).

Poco a poco se convirtió en la marca más vendida, se generalizó su uso en toda la URSS y todavía hoy es muy popular en Rusia y las Ex Repúblicas Soviéticas como Ucrania o Bielorrusia, razón también debida a su bajo precio comparado con algunos de sus competidores.

Aunque los cigarrillos de occidente hayan ocupado la mayor parte del mercado, los Belomorkanal conservan ese toque nostálgico incluso entre los no fumadores con su inconfundible mapa en la cajetilla.

También son muy frecuentados por consumidores de marihuana, que vacían los cigarrillos de tabaco para rellenarlos de nuevo a su gusto. Al resultado se le denomina “Kosyak“.

Cigarrillos Belomorkanal

Cigarrillos Belomorkanal. Durante la Segunda Guerra Mundial eran básicos para los soldados. Autor: Tato

Tal vez os preguntéis que simboliza el mapa, pues bien, la marca nació con el objetivo de conmemorar la construcción del Canal Mar Blanco – Báltico (abreviado Belomorkanal). Más tarde se añadió al boceto de la cajetilla los canales de Moscú y el Volga-Don.

 

Mapa del canal Mar Blanco - Báltico

Mapa del canal Mar Blanco - Báltico. Fuente: Wikipedia

 

Poster de la BBK para motivar a los trabajadores

Poster de la BBK motivando a los trabajadores del canal. Se lee: "¡El calor de tu trabajo derretirá tu tiempo en prisión!". Fuente: Wikipedia

 

El Belomorkanal es para navegación de barcos y une el Mar Blanco con el Mar Báltico cerca de San Petersburgo transcurriendo a lo largo de 227 km por ríos y los lagos Vygozero, Onega y Ladoga entre otros .

Fue construido entre 1931 y 1933, 4 meses antes de lo planificado y prácticamente todo fue gracias a mano de obra forzada del GULAG soviético, que desempeñaba un papel vital en la industria de la construcción en determinadas zonas, donde la clásica mano de obra se negaba a ir.

La faraónica obra de Stalin utilizó los campos de trabajo del BBK (Belomorsko-Baltiyskiy Kanal) que suministraron en ciertos momentos hasta 100.000 convictos. En la obra eran necesarios especialistas en hidráulica y regadíos, que casualidad o no parece que fueron detenidos en las fechas necesarias.

Aunque los soviéticos intentaran demostrar la eficacia del GULAG para reformar a los prisioneros, lo cierto es que las condiciones climáticas y vitales de trabajo fueron extremas. Las cifras varían mucho, pero la mortalidad podría haber superado más de un 8% y ya ni hablar de los que cayeron enfermos o discapacitados.

Prisioneros trabajando en el canal en 1932

Prisioneros trabajando en el canal en 1932. Los campos de trabajo no eran generalmente publicitados, con el Belomorkanal se hizo una excepción ya que se intentaba demostrar el idealista perekovka o la reforma de los presos a través del trabajo. Fuente: Wikipedia.

Las ventajas económicas que ha supuesto el canal están más que entredicho, con su escasa profundidad ha demostrado la imposibilidad de que barcos de gran calado puedan utilizarlo convirtiéndolo en un canal inservible para una gran mayoría de las naves.

Ahora el tabaco negro Belomorkanal, uno de los más fuertes del planeta (1,5 – 1,8 mg de nicotina) es uno de los símbolos de la URSS que perviven y todavía hace recordar a algunos la tragedia. Podeís leer más acerca de los campo de trabajo GULAG por ejemplo en la obra de Alexander Solzhenitsyn de Archipiélago Gulag I. Haz clic en la portada para obtener más información.

 

Más información en http://twitter.com/EuropaEste

 

También puedes unirte y seguir HistoriasDelEste en la página de Facebook.

  1. Eli says:

    Pues mi abuelo estuvo trabajando en Belomorkanal. Era recluso. Sobrevivió Belomorkanal, 2ª Guerra Mundial, donde perdió ambos brazos, y murió en 1998 a la edad de 91 años.

    Muy interesante el artículo y el blog.
    ¡Enhorabuena y muchas gracias por tu trabajo!

  2. admin says:

    Muchas gracias por el comentario. Lo siento por lo de tu abuelo, pero la verdad es que eso que cuentas tiene mucho mérito. Dedicado queda este artículo a toda la gente que como él fue obligado a trabajar en condiciones deplorables en Belomorkanal. Saludos, Jorge

  1. [...] el alquiler de un apartamento “normal” de 15 a 20 rublos, un paquete de tabaco como el Belomorkanal 25 kopeks, y un billete del metro de Moscú, considerado muy barato, costaba 5 kopeks. Moneda de 15 [...]

Dejar un comentario