La Historia de Polonia en un paseo: Parte I – Hasta 1683


¡Hola de nuevo! Lo siento por la falta de información en tanto tiempo, pero me acabo de instalar en Gdańsk (Polonia) y entre el trabajo y todos los quehaceres que se presentaban no he tenido ocasión de actualizar el blog.

He visto en este momento la oportunidad perfecta para rendir tributo al país del águila blanca por tantos buenos momentos que me ha brindado, y qué mejor que un recorrido por su historia por algunos tal vez desconocida o simplemente con un eco de guerra y nieve.

En la Expo de Shanghai 2010, la presentación de Polonia se hizo con un vídeo muy especial. Recorre la historia del país de forma animada e intenta derribar los estereotipos asociados a nieve y guerra. Ocho minutos de un país que nunca perdió la esperanza (en esta entrada sólo la mitad del vídeo está comentado – hasta 1683):

Para los que os hayáis quedado como estabais después de verlo, a continuación intento explicar todo lo que acaba de cruzar vuestra vista en dos partes. Intentar desarrollar la historia del país en unos pocos párrafos es como sintetizar la vida de alguien en una página, no es posible. He intentado recopilar los acontecimientos más interesantes e importantes de la historia del país, seguro que se me olvidan muchas cosas, tal vez importantes para unos, menos para otros. Contaré con la inestimable ayuda de Jan Matejko, famoso pintor polaco que a lo largo de su vida intentó plasmar en sus obras cada uno de los capítulos de la historia polaca. Empecemos :) :

Pueblos eslavos en el territorio polaco

Pueblos eslavos en el territorio polaco. En rosa están los pueblos eslavos, los nombres son de las tribus asentadas y los círculos hacen referencia a los núcleos de tribus y sus nombres. Fuente: Wikipedia

Todo comenzó en el transcurso del siglo IX, entre el río Óder y el río Bug las tribus eslavas empezaron a crear diversos asentamientos y relacionarse con sus vecinos, algunos de los núcleos eran slezanos (Slężanie), ledzanos (Lędzianie), masovianos (Mazowszanie), etc. De entre todos ellos los polanos (Polanie) y vislanos (Wiślanie) experimentaron un aumento de poder al controlar las rutas comerciales. Los polanos poco a poco fueron sometiendo o uniendo a algunas tribus vecinas y fue así como empezó la historia de Polonia, creando un compacto y organizado estado.

Bandera de Polonia

La bandera de Polonia está asociado a una bonita leyenda. Lech, Czech y Rus, tres hermanos, se separaron en diferentes caminos. Lech fue al norte y allí en una bonita colina descubrió un nido con una majestuosa águila blanca. Intentó arrebatarle una de sus crías, pero no hubo manera. El águila herida tiñó el nido de sangre, pero no le importaba con tal de defender a sus crías. Así, Lech tomó como símbolo para su pueblo la perseverante águila y el color rojo representando su sangre. La colina fue el inicio de un estado, allí descansaría la primera capital polaca: Gniezno (En Polaco Gniazdo=nido).

Los polanos estaban establecidos, pero necesitaban crecer. Históricamente, el primer gobernador de este estado fue el Duque Mieszko I, era miembro de la legendaria dinastía Piast (utilizaba la bandera de arriba) y buscaba alguna forma de fortalecer su joven estado. Vio la salida en el cristianismo, que se estaba enraizando en Europa, y en el año 966 fue bautizado utilizando la religión como instrumento para mejorar el estatus de su territorio y evitar los peligros de los infieles, a partir de entonces sería considerado como un Estado cristiano independiente que se amparaba en un poder centralizado siguiendo el modelo europeo, desde entonces Polonia sería un país aferrado a esta religión.

Bautismo de Mieszko I

Bautismo de Mieszko I: Podemos ver como el duque pisa un símbolo pagano en contraste con la cruz levantada. Obra de Jan Matejko.

El hijo y sucesor de Mieszko I, Bolesław I Chrobry (el Bravo), llevó a cabo importantes campañas militares con las que extendió el territorio de Polonia hasta convertirla en una potencia al Este de Europa. Sin embargo algo cambiaría el rumbo de su historia. Tras la decapitación del obispo Adalberto de Praga (Wojciech en polaco), suceso que conmocionó a Europa en el 997, Bolesław lo santificó en plena cristianización de Prusia enterrándole en Gniezno (todavía hoy se conserva allí su “verdadera” cabeza).

Historia de Polonia: Puertas de Gniezno

Las famosas Puertas de Gniezno (datan del 1175) en la catedral de la ciudad, en ellas se relata la vida de San Adalberto de Praga. En una de las escenas se describe la compra del cuerpo de San Adalberto por parte de Bolesław a los prusianos. Fuente: Wikipedia. Autor: Tomasz Fedor

Este inteligente movimiento propició que Otón III, emperador del Sacro Imperio Romano Germánico y ferviente cristiano, impresionado, siguiera sus pasos y en el Congreso de Gniezno (año 1000), invistiera a Bolesław I con el título Frater et Cooperator Imperii (“Hermano y compañero del Imperio”) y además, como gesto, ascendiera Gniezno a la categoría de arzobispado.

Así se forjó una relativa independencia del Sacro Imperio Romano Germánico y por consiguiente una autonomía en esa convulsa Europa durante las próximas generaciones.

Yo en Gniezno bajo la estatua de Boleslao el Bravo

En Gniezno bajo la estatua de Bolesław I Chrobry y tras la famosa catedral donde se supone reside la tumba de San Adalberto de Praga.

Otón III murió, su hijo (San) Enrique II tomó el mando y la relación con Bolesław se deterioró hasta llegar a una serie de guerras polaco-germanas que sacudieron centro europa por el control de varios territorios en los primeros años del siglo XI. Terminarón en 1018 con la Paz de Bautzen favoreciendo al mandatario polaco.

Billete de 20 zl

Billete de 20 zł con la cara de Bolesław I Chrobry.

Tras la reunificación de los eslavos centroeuropeos y la muerte de Enrique II, Bolesław aprovechó el interregno germano para, con el apoyo del Papa, autoproclamarse rey en el 1025, convirtiéndose así en el primero del país, aunque no por mucho tiempo, puesto que murió en el mismo año.

Historia de Polonia: Coronación de Boleslaw

Coronación de Boleslaw. Obra de Jan Matejko.

Las sucesiones en el poder tuvieron su lugar, pero también lo hicieron las guerras internas, que debilitaron la estabilidad e influencia polaca. En 1096, en los tiempos de La Primera Cruzada, existió un importante movimiento de judíos de la Europa Occidental huyendo de la persecución. Bajo el mandato de  Władysław I Herman, se les recibió y cuidó por su  positiva dinámica para la economía de la región.

Recepción de los judíos en Polonia en 1096

Recepción de los judíos en Polonia en 1096. Los judíos llegaron a ser una parte imprescindible del sistema económico polaco, incluso en el reinado de Mieszko III (s XII), las monedas acuñadas llevaban caracteres hebreos. Obra de Jan Matejko.

Su hijo, Bolesław III Krzywousty (Bocatorcida), tras un cuadro lleno de batallas para mantener la soberanía del estado polaco contra el ataque extranjero y conquistar otros importantes territorios, como la mayoría de Pomerania, escribió su testamento donde repartía el territorio de Polonia entre sus hijos e iniciaba de este modo su fragmentación (1138), una que duraría más de 150 años. La herencia se había convertido en un “peligroso juego”. Los elegidos (duques) controlaban cada uno un territorio, pero existía un Princeps (Duque Mayor), el más poderoso  que se encargaría de garantizar el bienestar y fronteras de Polonia. La ciudad clave había cambiado, ya no era Gniezno sino Cracovia.

Historia de Polonia: Testamento de sucesión de Bolesław III Bocatorcida

Testamento de sucesión de Bolesław III Bocatorcida. En rojo el Ducado de Cracovia controlado por el Princeps. En morado el Ducado de Silesia. Las tres verdes, de más oscura a más clara: Ducado de Mazovia, Ducado de la Gran Polonia y Ducado de Sandomierz. En rosa: tierras de Łęczycka. En naranja: Feudo polaco controlado también por el Princeps.

Para que os situéis un poco, echar un vistazo a cómo eran algunos de los Piasts y duques de la época :

Historia de Polonia: algunos de los herederos de Boleslao III

Algunos de los herederos de Bolesław III. De izq. a dcha.: Władysław II, el Princeps sobre el Ducado de Cracovia, Silesia y el feudo de Pomerania Oeste. Bolesław IV, al mando de el Ducado de Mazovia y Mieszko III al frente del Ducado de la Gran Polonia. Una anécdota es lo que testamento dijo de las tierras de Łęczycka: ¡fueron a parar a manos de la viuda!, Salomea z Bergu, a la cual se le pusieron unas condiciones: si se volvía a casar devolería las tierras y si se hacía monja más de lo mismo :) . Bocetos de Jan Matejko.

Los cambios de poder entre los Piasts, y las batallas internas eran protagonistas y frecuentes en el nuevo mapa polaco. Uno de aquellos fragmentos cayó en manos de Konrad I Mazowiecki (de Mazovia), que cansado por los ataques e intentos de conquista de y sobre los prusianos, ”buscaba algo de estabilidad”.
Konrad I hizo algo que quizás nunca debió y cambió el rumbo bélico del país: invitó a la orden militar de los Caballeros Teutónicos a ayudarle (1226). Ésta sólo aceptó cuando estableció como moneda de cambio un lugar donde hospedarse para tal campaña. Desde aquí la orden podría continuar su misión encomendada con las Cruzadas Bálticas sometiendo a la pagana Prusia y estableciendo el núcleo del Estado de la Orden Teutónica. Más adelante, fundarían el Castillo de Malbork en las inmediaciones del río Nogat (el río facilitaba el transporte), el más emblemático de la Orden.
Ahora, que estos militares religiosos abandonasen Polonia tras finalizar su misión era una difícil tarea, ellos habían llegado allí para quedarse y su expansión hacia Lituania era inminente.
Historia de Polonia: Castillo de Malbork

La fortaleza de Malbork (en el vídeo aparece tras de los Caballeros), a unos 60km de Gdansk, es el castillo construido con ladrillo más grande del mundo llegando a albergar a más de 3.000 soldados. Las murallas exteriores rodean una superficie de 210.000 km cuadrados. La Orden Teutónica cobraba peajes a los barcos que pasaban por el río, imponiendo así el monopolio en el comercio del ámbar. Fuente: Wikipedia. Autor: DerHexer

Historia de Polonia: Batalla de Liegnitz

Una posible recreación de la Batalla de Liegnitz 1241 entre los Mongoles y la Orden Teutónica. Polonia no sólo se tuvo que defender de sus vecinos occidentales, violentos grupos orientales se aproximaban a Europa y Polonia servía de escudo europeo. Éste es un ejemplo donde los Caballeros Teutónicos también tomaron parte con su ayuda. Los mongoles vencieron destrozando todo lo que había a su paso y cometiendo las mayores de las atrocidades, aunque no avanzarían más allá en Occidente.

Con los años otro de los ducados recayó como herencia en Władysław  I Łokietek (El Breve). Muertos sus hermanos, sus provincias pasaron a su control y así decidió iniciar la dura empresa de unificar el territorio polaco como antaño. A golpe de espada alcanzó en parte su meta (vamos, que no quedó el mapa igual que antes de la división, pero aún suficiente) y en 1320 se proclamó rey de Polonia en la ciudad de Cracovia.

Historia de Polonia: Catedral de Cracovia

Catedral de Wawel. Data del año 1000, pero los reyes, obispos, etc. fueron modificándola adaptándola a los tiempos. Władysław I Łokietek la reconstruyó dándole un estilo gótico. Fue el primer rey coronado y enterrado en esta Catedral. Después le siguieron los demás.

En 1333 le sucedió en el trono Kazimierz III Wielki (Casimiro III El Grande). Hábil gobernador, el Piast extendió las fronteras del país así como su influencia haciendo valer su corona. Como vemos en el vídeo, construyó importantes castillos (Będzin, Olsztyn y Bobolice), fortificó ciudades y modernizó el ejército y legislación. La ola de acusaciones que se vertía sobre los judíos acerca de la propagación de la peste negra no fue seguida por el rey polaco y no los expulsó como hizo parte del resto de Europa.

Casimiro III el Grande, quien encontró una Polonia de madera, y dejó una de piedra.

Así era Polonia en el mapa durante su reinado:

Polonia en el período 1333 - 1370

Polonia en el período 1333 - 1370. En rosa el Reino de Polonia, rodeada de sus vecinos más importantes y peligrosos: el Reino Checo (amarillo), Gran Ducado de Lituania (dcha), y el Estado de la Orden Teutónica (verde claro al norte).

Sometimiento de Ruthenia en 1366

Muestra de la extensión de Polonia hacia el Este: Sometimiento de Rutenia (actual Ucrania Occidental, la provincia polaca más al este en el mapa de arriba) por Polonia en 1366 bajo el reinado de Casimiro III. Haría de frontera ante futuras invasiones orientales. Obra de Jan Matejko.

Historia de Polonia: Castillo de Bedzin

Castillo de Będzin. Como decía el dicho, este castillo fue reconstruido de madera a piedra bajo las órdenes de Casimiro III. Fuente: Wikipedia. Autor: Jaroslaw Jankowski

Deseoso de construir una Polonia que funcionase como eje europeo y conseguir de Cracovia la capital diplomática y cultural, en 1346 empezó la construcción de una de las Universidades más antigua del continente: La Academia de Cracovia (Akademia Krakowska).

Llegados a este punto Casimiro III exhibiría el poderío polaco y la desaparición del aislamiento anterior, el Congreso de Cracovia se encargaría de tal fin. Acudieron a tal evento la flor y nata de la realeza europea para discutir temas políticos aunque otras fuentes hablan de una fiesta con todas las de la ley (como refleja el vídeo) que duró la friolera de 21 días. Años más tarde el monarca fallecía sin descendencia dejando un difícil panorama al país y enterrando por siempre la dinastía de los Piasts.

Historia de Polonia: Universidad Jagellonian

Collegium Maius en la Academia de Cracovia, que años más tarde se llamaría Jaguellónica. Casimiro III lo creó cuando se dio cuenta de que una parte de la población debía estar altamente educado para poder administrar el día a día del país. Fuente: Wikipedia. Autor: Cancre

Congreso de Cracovia

La supuesta fiesta del Congreso de Cracovia. Obra de Bronisław Abramowicz

Historias Del Este: Eduviges I de Polonia

Eduviges I de Polonia

Ante tal situación la corona fue desfilando por diferentes cabezas hasta que finalmente en 1382 se posó en una joven y femenina, le pertenecía a Jadwiga Andegaweńska (Eduviges I de Polonia). Sin embargo, Jadwiga necesitaba, a la edad de 10 años, un marido apropiado que le ayudara a gobernar y adoptó una decisión determinate: contrajo matrimonio con el duque lituano Jogaila (después  coronado como Władysław II Jagiełło),  olvidando las hostilidades entre ambos países y firmando su unión que daría el primer paso hacia una larga y estratégica colaboración. Comenzaba así la leyenda de la legendaria Dinastía Jaguellón.
Historia de Polonia: Polonia y Lituania en 1387

Polonia y Lituania en 1387. La mayor parte de Lituania era pagana y sufría la presión teutónica y de sus vecinos europeos para dar el paso y convertirse al cristianismo. Jogalia sabía que antes o después Lituania sería católica y aprovechó la mano de la reina Jadwiga para lograrlo y unir ambos países.

Los Caballeros Teutónicos seguían siendo un incómodo compañero de viaje para el vínculo de ambos países ya que la Orden había creado un fuerte estado en Prusia que amenazaba el equilibrio de la región. En 1410, la importante batalla de Grünwald, una de las mayores batallas de toda la Edad Media, mermó a los teutónicos dejando el camino libre, aunque no del todo. El fortín de Malbork se mantuvo en pie, como única esperanza teutónica,  y activa en su área de influencia. Poco a poco la Orden perdería poder hasta ser controlada por los polacos incorporando así por fin Pomerania a su mapa. El ansiado y disputado acceso al Mar Báltico estaba garantizado.

 

Historia de Polonia: Batalla de Grünwald

Batalla de Grünwald. En el centro podemos ver a Władysław II Jagiełło. A la izquierda y siendo derribado a Ulrich von Jungingen, al mando del ejército teutónico, que nunca recuperaría el poder anterior. Según algunas crónicas, el ejército polaco-lituano superaría los 4 millones de personas además de más de un millón de tártaros, y sarracenos, turcos, etc. Muchos nobles e importantes personalidades participarían en el combato, cosa no tan usual en la Edad Media. Obra de Jan Matejko. Haz clic en la imagen para verla más grande.

Juguetes de Grunwald

La batalla es tan famosa en Polonia, que hasta en los juguetes podemos ver intentos por recrearla. A la izquierda está el bando polaco-lituano con Władysław II Jagiełło y al otro lado los teutónicos con Ulrich von Jungingen. Además de una batalla, fue un símbolo de humildad. Una de las partes más emblemáticas del conflicto sucedió en sus preliminares. Los teutónicos enviaron dos espadas (una para los polacos y otra para los lituanos) como un gesto de humillación ya que pensaban que los polaco-lituanos nunca vencerían.

Paso por paso, a finales del siglo XV Polonia extendía de forma temporal sus tentáculos sobre Bohemia y Hungría. Se había convertido en un poderoso  estado que controlaba virtualmente Europa Oriental y Central. Polonia se precipitaba en la Edad Moderna y con ella llegaban nuevos y exóticos enemigos al corazón de Europa como el Imperio Otomano o los Tártaros de Crimea que pondrían las cosas difíciles a la nueva alianza. La tolerancia con la mayoría de las religiones y en especial la judía fue una constante durante estos años. Casos como la expulsión de los judíos de varios países, entre ellos España (1492), hizo de Polonia un país de acogida que en algún momento llegó a conocerse como “el paraíso de los judíos“.

 

Expulsión de los judíos en Europa

Durante las expulsiones judías en Europa Polonia fue uno de los países receptores gracias a las políticas de sus gobernadores, que los protegieron. Volviendo al capítulo anterior, se dice que Esther, una chica judía de extrema belleza, enamoró al rey Casimiro III y las malas lenguas achacan a ello la razón de su clemencia.

 

El siglo XVI nació con un lema: “Nihil novi“, de la expresión latina “Nihil novi nisi commune consensu” (“no hay nada de nuevo sin el consenso de todos”). Puede que no os suene de nada, pero da una idea y todo tiene su explicación:

El boom de población en Europa Occidental hizo saltar la demanda de grano en el continente y convirtió a la alianza polaco-lituana en su principal exportador. Las tierras que producían el grano estaban empezando a otorgar grandes beneficios a sus dueños, reafirmando y haciendo crecer el poder de la szlachta (nobleza).

Esta nueva clase reunió la suficiente fuerza para crear un parlamento polaco (más conocido como Sejm) que se aprovechó de la escasez de fondos en las arcas polacas y convirtió en realidad el eslogan del párrafo anterior durante el reinado de Alejandro I Jaguellón. Prohibieron al rey aprobar nuevas leyes sin el beneplácito de la nobleza.

 

 

Historia de Polonia: Szlachta

Recreación de la Szlachta. Fuente: familia-lison.com

 

Esta actuación sentó las bases de la conocida Libertad Dorada que condicionará a la servidumbre polaca y  garantizará el poder de los nobles metiendo en serias dificultades al reino en los próximos siglos. Por el otro lado, una parte importante de la tradición de libertad en la sociedad polaca parte de este punto.

 

Historia de Polonia: Soldados Polacos entre 1507 y 1548

Soldados Polacos entre 1507 y 1548. Me encanta el de la izquierda.

Mientras, algunos contemplaban el cielo, y no era para menos, la manera de entender el mundo estaba cambiando, la civilización rompía con el irrefutable conocimiento de la antigüedad y empezaba a cuestionarse cuánto de verdad había en lo que les  contaron.

El encargado de encender la mecha  de esta revolución de la ciencia fue el polaco Mikołaj Kopernik (Nicolás Copérnico) con su nueva visión del universo (De revolutionibus orbium celestium).  A su vez Polonia, a manos de la dinastía Jaguellón, vivía un florecimiento cultural sin precedentes que convertían al siglo XVI en el siglo de oro polaco.

Historia de Polonia: Recreación de Nicolás Copérnico

Reconstrucción de Nicolás Copérnico: tras descubrir su osamenta en 2005, los científicos, con la ayuda del código genético de dos cabellos y un diente pudieron reconstruir la cara de Nicolás Copérnico, nacido en Torun, donde todavía se puede visitar su casa, ahora con forma de museo. Su teoría se considera una de las más importantes en la historia de la ciencia occidental.

Visto que la alianza estratégica de Polonia y Lituania podía ser más que eso, en 1569, el último Jaguellón (Zygmunt II August o Segismundo II Augusto) constituyó la República  o Mancomunidad de las Dos Naciones (Polonia-Lituania). Se consolidó formalmente como una extensión de la anterior unión y ahora cubría todo Bielorrusia, parte de Ucrania, Letonia, Estonia, etc. formando uno de los estados más grandes de Europa. Al igual que los Piasts, los Jaguellones morían sin heredero y ahora la nobleza dirigiría el rumbo del nuevo estado mediante una monarquía que ellos controlaban.
Historia de Polonia: La Unión de Lublin

La Unión de Lublin en 1569 en Lublin (Polonia) fundó la República de las Dos Naciones. Un único mandatario elegido por ambas naciones las gobernaría ahora. Además la política exterior se unía aunque cada estado mantuviera su propio ejército, tesoro, leyes y administraciones. Obra de Jan Matejko.

Las décadas siguientes estuvieron fuertemente marcadas por las rivalidades territoriales entre el Zarato Ruso (con nada menos que Iván el Terrible a la cabeza) y la Mancomunidad de las Dos Naciones. Importantes reyes electos como Stefan Batory lucharon por manterner su posición, extenderse y mermar las huestes rusas del este aprovechando su debilidad.
Historia de Polonia: El rey Esteban I Báthory en Pskov durante la Guerra Livona.

El rey Stefan Batory en el asedio Pskov 1579, durante la Guerra Livona. Llegado su fin se firmó la Tregua de Jam Zapolski, dejando diez años de paz en el camino de Rusia y Polonia.

Las contiendas continuaron (Guerra Polaco-Moscovita) incluyendo la temporal ocupación de Moscú por parte de Polonia y el posterior levantamiento ruso. Todo terminó con la Paz de Deulino en 1619. Esta tregua simplemente sirvió como pausa para unas hostilidades que permanecerían el resto de la historia conocida. La estabilidad de la Mancomunidad sufría un duro golpe y sólo sería uno de los muchos que le esperaban.
Dimitri I El Falso

La Mancomunidad utilizó un método de ataque no muy usual. Apoyó económica y militarmente a los que reclamaban ser sucesores al trono ruso, en este caso simulaban ser Dimitri, hijo menor de Iván el Terrible, más que probable ya fallecido en circunstancias desconocidas. ¡Dimitri I El Falso, bajo los hilos de la Mancomunidad, reinó como zar durante 10 meses! Este cuadro captura el momento antes de ser quemado y sus cenizas lanzadas por un cañón en dirección Polonia. Luego llegarían Dimitri II y III los Falsos para seguir sus mismos pasos aunque éstos no llegaron a zar.

Más información sobre este episodio de la Historia de esta parte de Europa aquí.
Historia de Polonia: La Mancomunidad de las Dos Naciones en 1600

La Mancomunidad de las Dos Naciones en 1619 tras la Paz de Deulino, la forman los terrenos de color amarillo claro y rosas A la derecha se encuentra el amenazante Zarato Ruso. Por abajo podemos observar el avance de los peligrosos otomanos y demás poderes centro europeos. La República abarcaba estimadamente 1.500.000 km2 que habitaban unos 10.500.000 de personas. En la actualidad Polonia se extiende por unos 312.000 km2.

La sociedad durante la época de la República de Polonia-Lituania suponía un crisol de culturas y personalidades difícil de superar y además muy curiosa, podíamos encontrar personajes como los siguientes:

Historia de Polonia: Sociedad en la República de las Dos Naciones

Sociedad en la República de las Dos Naciones: De izq. a dcha.: Elżbieta Sieniawska,una noble muy poderosa que participaba asiduamente en la vida política, conocida en las calles como la Reina de Polonia. El alquimista Sędziwój, hizo importantes avances en el campo de la química, fue sometido a tortura por la presunta posesión de la piedra filosofal. En la siguiente imagen encontramos el retrato de Rembrandt de un noble polaco de la época. Por último Wilhelm Orsetti, cuya riqueza le permitía hacer grandes préstamos a la República.

Historia de Polonia: la sociedad en la República de las Dos Naciones

Halconero procedente de Crimea del Rey Jan II Kazimierz Waza con su familia.

Otros protagonistas también tenían qué decir en la nueva escena europea. Los Cosacos, un pueblo nómada, libre y guerrero por naturaleza se encontraba desde hace siglos rodeado por todos los frentes más allá de las grandes llanura del Dniéper, a veces apoyando a unos, a veces apoyando a otros, en ocasiones formalmente reconocidos como independientes, en ocasiones no, los diferentes poderes aprovechaban su fama bélica para sus propios intereses y ellos a su vez para ejercer el pillaje y disfrutar de variados privilegios.
Historia de Polonia: Colonia cosaca en la Isla de Sich

Maqueta de La Sich de Zaporozhia, el centro fortificado de los Cosacos de la región de Zaporozhia. El fuerte de troncos fue rodeado con Abatis hechos con árboles enteros. Dentro existía una auténtica república pirata formada por criminales, esclavos fugados de las galeras turcas, campesinos desposeídos, comerciantes y por supuesto muchos cosacos. Las nacionalidades también eran variopintas: lituanos, polacos, tártaros, ucranianos, moldavos, etc.

Historias de Polonia: Los cosacos de la Isla Sich

Los Cosacos de Zaporozhia crecieron con rapidez y durante el siglo XVI participaban en proyectos militares con la mancomunidad, pero no se casaban con nadie, lo que después afectó a los polaco-lituanos. En este famoso cuadro, los cosacos de Zaporozhia responden en una carta al Sultán Mehmed IV de Turquía plagada de insultos y obscenidades ante la misiva del turco para el sometimiento cosaco. Obra de Ilya Repin.

Con el crecimiento de la Mancomunidad hacia el sur, algunos grupos de cosacos se incorporaron a las filas de su ejército, el resto sin embargo fueron tratados como simples siervos bajo el control de los terratenientes polacos. La inmigración sufrida desde el campesinado polaco colaboró para inflar las huestes cosacas y las sublevaciones se sucedieron.
La de 1648 fue una de las más significativas, la Rebelión de Chmielnicki, que lleva el nombre de su promotor tomó lugar en la actual Ucrania y supuso la creación de un estado autónomo cosaco (Hetmanato Cosaco) mediante la desaparición de la nobleza polaca, los judíos y todo resto católico que los cosacos tanto aborrecían. Sin embargo, ahora la sombra rusa se cernía sobre ellos. Habían conseguido que el poder de la República de las Dos Naciones se viese considerablemente reducido.
La Historia de Polonia: A sangre y fuego.

"A Sangre y Fuego" relato hechos relacionados con la Rebelión cosaca de Chmielnicki. La novela de Henryk Sienkiewicz llegó a la gran pantalla en forma e película de aventuras que en Polonia superó a "Titanic" en recaudación a finales de los 90s.

La debilidad de la Mancomunidad era algo palpable, internamente era inestable y los países vecinos no tardaron en sacar provecho de ello de forma beligerante.
Y por cierto, ¿qué fue de los Caballeros Teutónicos? El estado monacal de la Orden bajo la soberanía polaca estaba a punto de llegar a su fin, uniendo su fragilidad a la extensión del Protestantismo, acabó secularizado dando lugar al Ducado de Prusia, el primer estado en adoptar la fé luterana, que paso por paso fue ganando autonomía hasta convertirse en un auténtico dolor de muelas para la historia polaca más cercana. A este nuevo vecino se unieron Suecia, habitual enemigo que devastó a los polaco-lituanos (parte reflejada en la obra de La inundación de Henryk Sienkiewicz), y además los rusos, que como no, también tomaron parte. La época dorada de la República de las Dos Naciones se había terminado.
Historia de Polonia: Resistencia de Jasna Góra, 1655

Resistencia del santuario católico de Jasna Góra, residencia de los monjes paulinos. 1655: Al llegar aquí, se dice que un centenar de polacos frenaron a más de treinta mil suecoslos suecos, desde aquí se produjo un levantamiento, y se ganó la guerra. Obra de January Suchodolski.

En algunas de estas batallas que estaban cubriendo de sangre Europa Oriental tomó parte Jan Sobieski. Joven valiente fue cosechando éxitos y cubriéndose de gloria hasta que en 1674 fue proclamado rey (Jan III Sobieski). Dedicó su vida a ofrecer los últimos destellos de grandeza de la República.
Recuperó parte de Ucrania, protegió cultura y arte, pero es mundialmente conocido por su papel en la Batalla de Kahlenberg en 1683, allí salvó a los austríacos que a punto estaban de rendirse ante los fieros otomanos frente a las murallas de Viena (más rencillas con los turcos las podéis encontrarla en la novela de Henryk SienkiewiczEl señor Wolodyjowski).
Historia de Polonia: Los Húsares Alados Polacos

Los Húsares Alados Polacos (evolución del húsar húngaro): una de las unidades de caballería más legendarias y bellas de todos los tiempos. Los más característico de estos lanceros además de sus capas de leopardo eran sus alas: "Consistían éstas en bastidores verticales forrados de terciopelo escarlata en los que se engastaban plumas de águila." Parece que su sentido va más allá de lo decorativo. Lazos como los de los poderosos tártaros no llegaban a su garganta, sino a sus alas ;) y el ruido de las plumas con el viento atemorizaba a sus enemigos. Estos guerreros fueron determinantes en la victoria en Viena en 1683. Fuente: Coldemons.blogspot.com.

Más información de los húsares alados polacos en Los Húsares Alados (El País, 2007). Enlace.

Historia de Polonia: Juan Sobieski III y el vodka Sobieski

A la izquierda Juan Sobieski III en 1683 atacando a los otomanos en Viena. En la misma imagen más a la derecha podemos ver a un húsar alado polaco, que también aparecen en el vídeo. A la derecha un popular vodka en Polonia que lleva el nombre del rey. Bruce Willis tiene una participación sobre la empresa y lo ha patrocinado en determinadas ocasiones.

Atacó por sorpresa y tras una sangrienta batalla Jan III Sobieski había salvado a Europa de un destino marcado por la media luna del Islam, algo que habría cambiado la historia del continente definitivamente. El Imperio Otomano no avanzaría más y su declive estaba sentenciado, tristemente, el de la Mancomunidad seguiría el mismo rumbo.
Si quieres entender la otra midat del vídeo y aber como terminó la legendaria República de las Dos Naciones y que deparará a Polonia los próximos siglos , ¿Napoleón Bonaparte? ¿Qué pasaría con la inquietante Prusia? ¿y con Rusia?, etc.  No te pierdas la Segunda Parte.

Más información en Twitter: @EuropaEste

También puedes unirte y seguir HistoriasDelEste en la página de Facebook.

Consulta tus dudas o comparte tus experiencias en nuestro nuevo Foro, ¡Regístrate para participar! :D La sección de Polonia aquí.

  1. [...] This post was mentioned on Twitter by Benjamín Blanco. Benjamín Blanco said: RT @EuropaEste: ¡Nuevo artículo! La Historia de Polonia en un paseo: Parte I – Hasta 1683 | Historias del Este. http://bit.ly/hRgF1z [...]

  2. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: ¡Hola de nuevo! Lo siento por la falta de información en tanto tiempo, pero me acabo de instalar en Gdańsk (Polonia) y entre el trabajo y todos los quehaceres que se presentaban no he tenido ocasión de actualizar el blog……

Dejar un comentario