Skrunda-1 y los radares soviéticos de alerta temprana


Durante la Guerra Fría el mundo temblaba, una incesante amenaza perturbaba la seguridad mundial. Tanto el gobierno soviético y sus simpatizantes como el bloque de Occidente hacían gala de un arsenal bélico jamás antes visto. Una guerra nuclear podría haber sido una realidad, o al menos los medios necesarios existían. Con los mismos se llenaban desfiles, se hacían pruebas, etc. Se trataba de exhibir  un poder que intimidase al rival.

La psicosis llevaría consigo un gasto en armas  desproporcionado, llegando al concepto de overkill, que bien hacía referencia a la capacidad de destruir enteramente a la especie humana repetidas veces en un contexto de guerra nuclear.

Viñeta sobre la Guerra Fría acerca de las tensiones entre EEUU y Rusia. En los dos carteles se lee: "No usar de ninguna de las maneras - ya que el enemigo puede tomar represalias"

La década de los 50 fue testigo del nacimiento de un nuevo tipo de arma: el Misil Balístico Intercontinental (ICBM). Básicamente un misil de largo alcance (más de 5000 km) de trayectoria balística que incluye vuelos suborbitales  y parcialmente orbitales confiriendo a este arma una velocidad tremenda pues hablamos de minutos para alcanzar su objetivo. Si además tenemos en cuenta que tal tecnología es demasiado cara como para lanzar cualquier otra ojiva que no sea nuclear, tenemos un sólo resultado: un arma de destrucción masiva, un nuevo enemigo, el nº1.

Misil GR-1

Plaza Roja de Moscú, Desfile del Día de la Victoria de 1965. Vemos el ICMB soviético diseñado por Sergéi Koroliov (personaje clave del programa ICBM ruso). Este misil no llegaría a entrar en servicio.

Si estáis más interesados en saber cómo funciona de forma práctica y más detallada uno de estos misiles os recomiendo este fantástico artículo de La pizarra de Yuri donde también podréis ver el vídeo de más abajo que corresponde al ICMB Minuteman-III (EE.UU).

Ambos gobiernos tenían claro que ante tal escenario era esencial contar con todo tipo de material de defensa que pudiera detectar y neutralizar cualquier amenaza de semejantes dimensiones en el menor tiempo posible. Surgía el concepto de misil antibalístico o ABM (Anti-Ballistic Missile).

El desarrollo de este tipo de arma era bien conocido en ambos lados del Telón de Acero, sin embargo, no lo eran tanto los dispositivos de defensa. Ante este nuevo paradigma surgieron los radares de alerta temprana. Su misión consistiría en detectar ataques como los vistos más arriba y generar informar acerca de su magnitud para poder dar una respuesta militar acorde a la situación. Pero, ¿Qué es un radar?

El término radar viene del acrónimo inglés radio detection and ranging que significa “detección y medición de distancias por radio”. A partir de la definición de Wikipedia se puede obtener una visión clara: el funcionamiento del radar se basa en la emisión de un impulso de radio, que reflejado en el objetivo, es recibido típicamente en la misma posición del emisor.

A partir de este “eco” se puede extraer gran cantidad de información como distancias, altitudes, direcciones, velocidades, etc.. El uso de ondas electromagnéticas permite detectar objetos más allá del rango de otro tipo de emisiones (luz visible, sonido, etc.).

 

El mayor quebradero de cabeza lo produciría el limitado tiempo de reacción. La identificación de una ofensiva sólo se podría producir cuando ésta ya estuviera en camino, y bajo estas condiciones, el grado de confianza otorgado a estos sistemas era enorme. Pensemos en que un pequeño error a la hora de detectar una amenaza podría ser el desencadenante de una contraofensiva que encendiese la mecha de una guerra nuclear. Una responsabilidad difícil de concebir cuando este tipo de tecnología era aún muy mejorable.

La URSS empezó el desarrollo de los radares de alerta temprana en la década de los 60 basándose en sistemas de vigilancia espacial y tecnología antisatélite. Muchos diseños llevaba el nombre en clave de un río ruso: Dnepr, Dnestr, Daugava, etc. Lo primero fue establecer un sistema de pruebas para estudiarlo con detalle. Estaría en Sary Shagan (Kazajistán) y se designó como Sistema A. Aún hoy es uno de los puntos calientes para este tipo de ensayos.

Durante los años de la Guerra Fría, la Unión Soviética creó más de 40 pequeñas localidades con el fin de dar soporte a la autoridad absoluta que eran los requerimientos militares rusos. Entre ellos cabe destacar los que servirían para encubrir los radares. Uno de esos puntos y cuyo nombre da vida a este artícula era Skrunda-1, próximo a Skrunda, Letonia. Nos servirá como testigo perfecto para vislumbrar la evolución de radares de alerta temprana en la URSS.

¿Cómo conseguían estos radares detectar ataques lo suficientemente pronto? Los avances en electrónica ayudaron en gran medida a incrementar la potencia de los radares. Así nacieron los radares de antenas en fase (phased array), que hablando sin florituras fortalecían la radiación en una dirección particular y la suprimían en direcciones no deseadas. Modificando los parámetros de las señales con que se alimentaba cada antena se conseguía además modificar la dirección ¿Qué significa ésto? podían hacer barridos sin necesidad de mover físicamente el radar, desplazar el enorme tamaño de estos sistemas supondría un coste altísimo. Resultado: potencia y versatilidad.

Radar Mammut Hoarding

Radar pionero de antenas en fase alemán Mammut "Hoarding". En 1942 entró en servicio el primero, era fijo pero llegaba a rastrear con un margen de 100 grados. Fue apodado "Hoarding" (valla publicitaria) por los británicos. Vemos que el tamaño era un factor importante. Fuente: Wikipedia.es

Uno de los primeros dispositivos soviéticos de este tipo fue el Dnestr-M. Se trataba de una variante del radar Dnestr, éste último consistía en un centro de control que unía dos conjuntos de antenas en fase que se encargaban de buscar objetos en el espacio como por ejemplo satélites. Ahora su propósito sería el de detectar posibles ataques de los temibles ICBMs. En un principio, uno se ubicó en Olenegorsk (Península de Kola) y otro en Skundra-1, nuestra protagonista. Una sala de operaciones seguía sus pasos en Moscú.

Posiblemente su función principal sería la de dotar con información al sistema ABM en la capital rusa. La colocación estratégica de estos dos radares hace entrever la verdadera fuente de un posible ataque: EE.UU. Estas estaciones vigilaban el Mar de Noruega y el Mar del Norte.

Radar tipo Dnestr-M en Olenegorsk. Este tipo de radares junto con alguna de sus variantes eran conocidas en Occidente como radares Hen House (casa de gallinas). Fuente: GlobalSecurity.org

También en Skundra-1 se instaló el potente modelo Dnepr (1967), una evolución del Dnestr-M que en su totalidad ocupaba 4 edificios. Con esta modificación se pretendía incrementar el rango de detección al Norte del Océano Atlántico, como antes comentaba, un punto clave. Tenía un alcance de 6000 km de distancia y 3000 km de altitud.

Radar Dnepr

Skundra-1. Dnepr contaba con dos conjuntos de antenas en fase (una de ellos en la foto). Cada conjunto se dividía en dos alas y cada ala albergaba 4 transmisores. 250m de longitud y 17m de altura. Fuente: Documental Skrunda Signal.

En un plano más general era imprescindible crear un sistema de alerta temprana integrado para la Unión Soviética. Básicamente significaba una comunicación eficaz entre la parte encargada de la detección y la responsable de la neutralización y ataque. La capital rusa era la más sensible ante una posible ofensiva y es aquí donde se estableció el Sistema A-35 (podéis verlo más abajo). Se encargaba de la defensa de Moscú. Fue el primero de este tipo en entrar en activo (1971) pues crecía la preocupación por los ICMBs norteamericanos Minuteman-2 y Titan-2. Mientras, el número de radares seguía creciendo.

Sistema antimiles A-35

Los radares de alerta temprana son a la izq. la unidad que parece un libro abierto, y a la dcha. con forma de teja. Son capaces de detectar antes que ningún otro dispositivo el blanco a neutralizar. A la izquierda esquematizado el ABM A-350. Fuente: Elforo.de

Volvemos a Skundra-1 y avanzamos unos años, en 1980, el ejército soviético decidió darle más vida al complejo y construyó todo un pueblo. Levantaría de la nada edificios residenciales, hotel, centro recreativo, enfermería, almacenes, invernadero, cuarteles, talleres, bunkers subterráneos y otras facilidades.

Supongo que uno de los motivos además de poder gestionar el complejo de forma práctica sería el de dar a Skrunda-1 la apariencia de una localidad soviética al uso, un factor clave ante la omnipresente existencia de espías de toda clase. Vivieron cerca de 5.000 personas, de las cuales 110 eran civiles, 72 soldados y el resto se encarga de labores de construcción y control de los dispositivos de radar.

Skrunda-1 en 1975

Skrunda-1 en 1975. Fuente: Skrunda.info

De servicio en Skrunda-1

De servicio en Skrunda-1. Posiblemente en tareas relacionadas con la estación de radio. Fuente: Skrunda.info

Desfile de mayo en Skrunda-1 (1975)

Desfile de mayo en Skrunda-1 (1975). Fuente: Skrunda.info

hotel

1980. En estas inmediaciones existía tanto un hotel, enfermería, escuela de música, etc.Fuente: Skrunda.info

La siguiente fase de desarrollo fue la implantación de los radares conocidos en Occidente como Pechora (tipos Daugava y Daryal) que podían complementar a los radares Dnieper todavía en fase de construcción. Este avance aseguraba la calidad de la información obtenida bajo fuertes niveles de ruido como por ejemplo los provocados por las auroras boreales. Podemos observar como el tiempo y capacidad para sacar a la luz nuevos avances eran trascendentales en estos años de tensión internacional. Las construcciones de este tipo de radar en Skrunda-1 empezarían en 1984.

Cobertura planeada para los radares Daryal

Red planeada para los radares Daryal (nunca se completaría por la caída de la Unión Soviética). Las áreas sombreadas hacen referencia a los radares operativos en 2002.

Esquema de un transmitor y receptor de un radar de tipo Daugava

Esquema de un receptor y transmisor de un radar de tipo Daryal. Con un alcance de unos 6000 km. En Skrunda la variante implementada fue la Daryal-UM

Aurora Boreal sobre un radar tipo Daryal

Aurora Boreal sobre un receptor de un radar tipo Daryal. Fuente: Voencom.net

Daryal-UM

Daryal-UM (receptor) en Skrunda-1 en 1985. Era un gigante de 19 plantas y más de 60m de altura. Utilizaba el rango de frecuencia 156-162 Mhz. Fuente: Voencom.net

Los vecinos de la localidad no tardarían mucho años en hacer notar sus quejas exigiendo la parada de cualquier avance en el desarrollo de los radares y el cese de la actividad.

El documental Skrunda Signal (2007/2008) expone los problemas de la radiación en el cuerpo humano haciendo especial hincapié en la enorme exposición a la que se sometió a los habitantes de Skrunda-1. Estudios posteriores demostraron que podría haber excedido en más de 50 veces los estándares internacionales.

Si querían hacer una fiesta, poner música era imposible. Cualquier minicadena, radio, etc. evidenciaba lo que estaba pasando. Lo mismo pasaba con la televisión, las interferencias eran continuas. La señal que generaba la estación de radio resultaba similar a 10 pequeñas “pulsaciones” cada segundo.

En 1991 Letonia recuperaba su indepencia tras la disolución de la Unión Soviética, el debate volvía a escena y el final estaba cerca. La primavera de 1994 sería testigo de la firma de un acuerdo entre Rusia y el país báltico para desmantelar la unidad Dnepr. Los rusos tendrían que destruir el radar y hacer las maletas.

En 1995, 360 kg de explosivos sirvieron para acabar con el radar Daryal-UM para siempre. Parece que la unidad Dnepr tuvo que esperar hasta 1998.

Radar Daryal-UM

Al fondo vemos Radar Daryal-UM. 1995, poco tiempo antes de ser demolido.

Demolición del radar Daryal-UM en Skrunda-1

Demolición del radar Daryal-UM en Skrunda-1. Fuente: Documental Skruna Signal.

Aunque podéis ver la verdadera demolición en este vídeo (link). Si queréis echarle una rápida ojeada a como pudo ser la demolición, aquí tenéis un ejemplo:

La vida de esta localidad secreta se creó y giró en torno a su “misión detectora”, así que poco a poco la vida fue desapareciendo y las casas quedando vacías. En Octubre de 1999 el último militar abandonó el complejo, Skrunda-1 se había convertido en una ciudad fantasma.

La ciudad desde las alturas

Skrunda-1 desde las alturas (2005). Cuenta con unos 70 edificios. Fuente: skrunda.info

A 150 km de la moderna capital letona el reloj se olvidó de seguir contando, las fotos que podéis ver en la siguiente galería siguen el más puro estilo de la serie The Walking Dead aunque sin zombis ;) :

En 2010 una compañia rusa (Alekseevskoye-Serviss) compró el complejo en una subasta por 3,1 millones de dólares. Todavía no se sabe a ciencia cierta que será lo que sustituya al complejo soviético, pero los gritos nacionalistas letones se alzaron en contra de la adquisición. Tal vez la situación financiera del país báltico tuvo algo que ver en estos momentos de crisis. Si tienes suerte, puede que todavía tengas la oportunidad de visitarla.

Mirando la otra cara de la moneda, al perder Rusia la estación de Skrunda-1, se vio desnuda en una posición estratégica a la que no llegaban a alcanzar los radares de Olenegorsk y Sebastopol. La solución pasaría por el radar Don-2N (incluido en el sistema A-135, una evolución del arriba mencionado A-35), otro dispositivo de antenas en fase con 4 caras donde receptor y transmisor estaban incluidos. Toda una obra de ingeniería.

Radar Don-2N

Radar Don-2N. 130 metros de largo y ancho. Fuente: tectonicablog.com

Radar Don-2N

Radar Don-2N. Se necesitaron 32.000 toneladas de metal, 50.ooo toneladas de hormigón, 20.000 kilómetros de cable y cientos de kilómetros de tuberías con más de 10.000 válvulas. Fuente: Gizmodo.es

Podemos dar por hecho que la locura vivida a lo largo de la Guerra Fría es cosa del pasado, que una guerra de tales características está más lejos que nunca, cosas de bárbaros. Lo que está claro es que EE.UU y Rusia continuan su peculiar enfrentamiento con más o menos tensión. Sin ir más lejos, sólo hace unos días Mendevev inaguraba uno de estos sistemas en Kaliningrado como respuesta a la propuesta estadounidense de defensa en Europa:

Sigue las noticias más actuales de esta parte de Europa en Twitter: @EuropaEste

También puedes unirte y seguir HistoriasDelEste en la página de Facebook.

Además de los links a lo largo del artículo, más información y fuentes:

Tal vez te interese:

 

  1. [...] "CRITEO-300×250", 300, 250); 1 meneos Skrunda-1 y los radares soviéticos de alerta temprana http://www.historiasdeleste.com/2011/11/skrunda-1-y-los-radares-…  por corda hace [...]

  2. [...] en el gobierno tras la Revolución Rusa serían uno de los peores momentos para este pueblo. La Unión Soviética con Stalin a la cabeza aplicaría sus particulares medidas agrarias a la región y a su vez [...]

  3. [...] de ello utilizando diversos sistemas como sensores, o señales. El uso de estos animales como sistemas de alerta temprana para proteger instalaciones navales fue una realidad. Miembros de los Navy SEAL. Cuerpo [...]

Dejar un comentario