Turismo: La triciudad polaca


La Triciudad o Trojmiasto en polaco, está formada por las ciudades de Gdańsk, Sopot y Gdynia. Se trata de un área urbanizada situada al norte de Polonia mirando a la bahía de Gdańsk. Juntas cuentan con más de 1 millón de habitantes. Hoy nos centraremos en Gdańsk y Sopot.

Gdansk

Gdańsk es la ciudad más importante de la triciudad, la más antigua de las tres y donde reside el núcleo histórico. El estratégico enclave a puertas del Mar Báltico han hecho de Gdańsk una de las ciudades más singulares de Europa. Fue aquí donde Lech Wałęsa lideró las huelgas obreras que desembocarían en el fin del comunismo en Polonia y en el resto del continente. Fue aquí donde el 1 de septiembre de 1939 comenzaba la II Guerra Mundial y la invasión alemana de Polonia. Dejando la historia a un lado, vayamos al grano, ¿qué merece la pena ver en Gdańsk?

El casco antiguo (Stare Miasto)

 

Aunque casi totalmente devastado por la Gran Guerra. Ha sido reconstruido devolviéndolo a su aspecto original y ha sabido recuperar la magia y el encanto de lo que un día fue. Piérdete por las calles de la capital mundial del ámbar.

La calle larga (ulicja Długa)

 

La calle Długa (larga en polaco) es la arteria más turística del casco antiguo. Está enmarcada por dos prestigiosas puertas: la Puerta Dorada y la Puerta Verde. En su interior la calle se ensancha convirtiéndose en el Mercado Largo (Długi Targ). Lo que un día fuera el corazón de la ciudad,  también sirvió como paseo Real. La visita es obligada. Vengas de la puerta que vengas te quedarás asombrado por lo que parecía estar escondido tras la entrada.

Por su ubicación, Gdańsk siempre ha estado ligada al comercio. Ciudad de referencia en la histórica Liga Hanseática, ha sido un importante puerto del norte de Europa y son claras las huellas de otros países vecinos, el ejemplo más claro es la influencia holandesa.  La calle Długa todavía hoy evoca aquel pasado mercantil. La forman dos hileras de casas de estilos renacentistas y holandés. Prestad especial atención a las casas con estos números: 12, 28, 29, 35, 41 y 45.

En el número 12, se encuentra la casa de la familia Uphagena. Se puede entrar y en ella se exhibe la casa (enorme por dentro aunque no lo parezca por fuera) y como vivían los adinerados de la época. En la última planta podrás disfrutar de una galería de fotografía.

Fuente de Neptuno, obra maestra de Abraham van den Blocke, uno de los artistas más reconocidos de la ciudad. Fuente: www.gdansk.pl

Puerta Dorada, uno de los extremos de la Calle Larga. En una inscripción se lee: "En acuerdo las pequeñas repúblicas crecen, porque en desacuerdo las grandes repúblicas caen". Fuente: Wikipedia. Autor: Maciej Szczepańczyk

En el otro extremo de la Calle Larga, se levanta la Puerta Verde, con una clara inspiración en el Ayuntamiento de Amberes. Durante años se utilizó como residencia real. Fuente: Wikipedia. Autor: Marcin Białek

La Casa Dorada (nº 41) cuenta con la fachada más fastuosa de la ciudad. Coronando la misma están Cleopatra, Edipo, Aquiles, y Antígona. Fuente: Wikipedia. Autor: Kolossos

Ayuntamiento Principal de Gdańsk. Uno de los dos ayuntamientos antiguos de la ciudad. Dentro el museo histórico de la ciudad. Fuente: Wikipedia. Autor: Marcin Białek

Casa Artus. El nombre viene de la leyenda medieval del Rey Arturo. Era la casa que frecuentaban las hermandades de comerciantes. Dentro podemos ver una de las estufas más grandes jamás creadas, nada menos que 11 metros de alto. Fuente: Wikipedia. Autor: Joymaster

 

 Calle Mariacka (Ulica Mariacka)

 

Sin duda la calle con más encanto del casco. Repleto de talleres de joyería y galerías donde venden ámbar, uno de los emblemas de la ciudad. No os perdáis cada detalle, las gárgolas, los característicos “anteumbrales” (terrazas delante de la puerta) y el efecto de la atenta mirada de la Iglesia de Santa María.

Calle Mariacka, la calle de los enamorados. Autor: Michael Caven. Fuente: Wikipedia

  Iglesia de Santa María (Bazylika Mariacka)

 

En Polonia les encantan los récords, aunque sean enrevesados ;) y lo veréis en la Trojmiasto. La Iglesia de Santa María es la iglesia más grande de ladrillo del mundo. Su tamaño de verdad impone y se eleva muy por encima del resto del centro de Gdańsk. Por dentro vestida de blanco merece la pena pararse a delante del reloj astronómico del siglo XV, que indica días, horas, fiestas, signos del zodiaco e incluso fases lunares. Si tenéis energía, subid las escaleras que llevan hasta lo alto de la torre, las vistas os recompensarán y si todavía está por allí, un anciano os alquilará unos prismáticos.

Iglesia de Santa María. Fuente: Wikipedia. Autor: Brunswyk

 La grúa medieval (Żuraw)

 

Además de la calle Larga, otro paseo que merece la pena es el que recorre un tramo del río Motława. Allí encontrarás la grúa medieval del siglo XV que ayudaba a los barcos en la carga y descarga. Utilizaba un singular mecanismo con un peso de 4 toneladas siendo capaz de elevarse a unos 11 metros de altura. Hoy podemos ver la rueda en su interior que en aquellos tiempos se movía gracias a la fuerza de las piernas humanas.

Grúa medieval frente al río Motława. Una visita obligada para el turista que también hace las veces de puerta urbana. Fuente: Wikipedia. Autor: Rafal Konkolewski

La Casa de las Torturas (Katownia)

 

Edificio construido en el siglo XVI utilizado para la ejecución pública. Anexa, encontramos la torre de la prisión que hasta la segunda mitad del siglo XVI servía de instalación militar para defender el acceso a la ciudad. Entre los siglos XVII-XIX sirvió como prisión municipal.

Esta torre alberga ahora el museo del ámbar. Allí te espera una completísima colección que cuenta con todo tipo de objetos inimaginables tallados en con este fósil. No debemos olvidar que Gdańsk es la capital del ámbar y te darás cuenta a lo largo de toda tu visita.

En el lado de la Torre de Prisión que da a la Puerta Dorada se pueden ver los restos de la antigua picota. Fuente: Wikipedia. Autor: Diego Delso

 

La Gran Armería (Wielka Zbrojownia)

 

Para mi gusto, uno de los edificios más bonitos de la ciudad. De estilo manierista de principios del siglo XVII, funcionó como almacén de armas hasta bien entrado el siglo XVIII. Tiene dos fachadas, la más espectacular es la que da a la calle Piwna, famosa por la multitud de bares y restaurantes donde tomarse una buena cerveza polaca. Actualmente allí reside la Academia de Bellas Artes de Gdańsk y de cuando en cuando se exponen los trabajos de los estudiantes.

Gran armería. En la fachada que vemos en la foto no te pierdas el pozo que se utilizó en su día para sacar pólvora y armas del almacén subterráneo. Fuente: Wikipedia. Autor: DerHexer

Iglesia de Santa Brígida (Kościół św. Brygidy)

 

No es lo que esperáis, se trata de una iglesia moderna que en su día fue el santuario del sindicato Solidaridad, un lugar muy importante para los polacos durante el régimen comunista. Punto de reunión de los activistas políticos del movimiento donde el párroco Henryk Jankowski (conocido como el capellán de los huelguistas) animaba manifestaciones y revueltas.

 

La Iglesia está llena de reliquias que recuerdan la lucha en contra del comunismo. Cuenta también con un impresionante y modernista altar hecho con ámbar.Fuente: Wikipedia. Autor: Sławek Skierka

Iglesia de San Nicolás (Kościół św. Mikołaja)

 

Considerada la más antigua de la ciudad, ya existía en el siglo XII construida en madera. Fue reconstruida en ladrillo por los dominicos un siglo más tarde. La iglesia está ricamente ornamentada y destacan su impresionante órgano y el retablo de cinco pisos.

Los dominicos también introducirían la Feria de Santo Domingo, la más antigua e importante de la ciudad y que ha llegado hasta nuestros días. Se celebra habitualmente a finales de Julio y allí se puede comprar prácticamente de todo.

 

Iglesia de San Nicolás. Fuente: Wikipedia. Autor: DerHexer

Ayuntamiento de la ciudad Vieja (Ratusz Starego Miasta)

 

Gdańsk tiene dos ayuntamientos histócos. Uno en la calle Larga y otro un poco más apartado, cerca del Gran Molino. Se trata de uno de los ejemplos más representativos del manierismo de los Países Bajos.

Se encuentra situado tras la estatua de Jan Heweliusz, astrónomo nacido en Gdańsk de gran relevancia. Hoy se le considera el padre de la topografía lunar. Sus oficinas se encontraban en las inmediaciones del ayuntamiento.

Jan Heweliusz, también cervero, producía el líquido dorado en el sótano del edificio. Fuente:fotopolska.eu. Autor: Yanek

Iglesia de La Santa Trinidad (Kościół Świętej Trójcy)

 

Iglesia construida por los franciscanos de Gdańsk en 1420-1514. Contiene varias tumbas, el púlpito más antiguo que ha sobrevivido en Gdańsk (s.XVI) y el epitafio del Marques de Oria que nos brinda una agradable historia.

El barco que transportaba al marqués y a su biblioteca naufragaba, todo estaba perdido si no hubiera sido por los pacientes clérigos del monasterio que lograron salvarlo a él y a su colección. El marqués donaría unas 1.000 obras a la biblioteca de la ciudad, empezando así la biblioteca municipal. El marqués viviría el resto de sus días en el monasterio y todavía hoy se puede ver su epitafio en la iglesia de la Santísima Trinidad.

 

La Iglesia incluye la capilla de Santa Ana, la más bonita de la ciudad, a la que se entra a través de un precioso y acogedor claustro. Sinceramente lo recomiendo. Fuente: photo.bikestats.eu. Autor: surf

 

El Gran Molino (Wielki Mlyn)

 

Situado sobre el canal Radunia, el molino fue fundado en 1350 por los Caballeros Teutónicos, sus 18 ruedas hidráulicas podían moler hasta 200 toneladas de cereales al día. Su tamaño no es en vano ya que también hacía las veces de granero y panadería. Hoy en día en sus tripas podemos encontrar una galería comercial.

Muy cerca del Gran Molino, en un islote formado por la red de canales se encuentra la casa de los molineros (Dom Cechu Młynarzy) con una agradable terraza. Fuente: Wikipedia. Autor: Brosen

 

Las casas de Fahrenheit y Schopenhauer

 

En Gdańsk han vivido grandes celebridades: Günter Grass, Lech Wałęsa, Daniel Gabriel Fahrenheit,  Jan Heweliusz o Artur Schopenahuer por mencionar los más populares. Uno de mis pasatiempos favoritos es curiosear por las callejuelas del casco antiguo e imaginar como vivían sus habitantes años atrás, si te esmeras puedes encontrar auténticas joyas. Te reto a que encuentres lo siguiente:

Lugar de nacimiento de Daniel Gabriel Fahrenheit. ul. Ogarnej 95. Fuente: Wikipedia. Autor: Starscream

 

Casa de Schopenhauer, ul. Św. Ducha 47. Fuente: Wikipedia. Autor: Pumeks

 

Cerca del Casco antiguo

 

El fuerte de Góra Gradowa

 

Detrás de la estación principal de trenes de la ciudad (Gdańsk Główny), tras una pequeña cuesta podrás acceder a esta fortificación que incesantemente vigila la ciudad, un lugar poco frecuentado y que no te puedes perder. Sólo por las espectaculares vistas de la ciudad la visita merece la pena. Pero hay más.

Desde sus inicios, la ciudad siempre ha estado defendida por fortificaciones de distinto tipo en la que se conoce como colina Gradowa. En 1807, Napoleón conquistó la ciudad y ordenó modernizar estas instalaciones que han llegado hasta hoy.

El centro Hewelium (en honor a Jan Heweliusz) ha aprovechado estas instalaciones militares para ofrecer un museo atípico y lleno de actividades científicas donde los más pequeños y los más grandes puedan pasar un rato agradable.

En la cima de la colina podemos ver una imponente cruz. Durante siglos Gdańsk fue una república burguesa singular. Aquí convivían culturas y religiones de todo tipo: polacos, alemanes, holandeses, escoceses, judíos, musulmanes, ingleses, protestantes, católicos, hugonotes, tártaros, menonitas, etc. Esa tolerancia y apertura se manifiesta con esta cruz que lleva el nombre de El Cementeriode los Cementerios Inexistentes.

Dentro de los barracones hay exposiciones históricas y exhibiciones científicas. Fuente: Wikipedia. Autor: Łukasz Golowanow

Exposición ”Los Caminos hacia la Libertad”

 

En esta ciudad nació el movimiento obrero y sindicato Solidarność (Solidaridad). Si te quieres enterar de cómo se vivía durante el comunismo polaco y como se llegó a acabar con el régimen, te recomiendo este museo.

Dentro del museo podemos ver imágenes del día a día dentro del comunismo polaco. En este caso la típica tienda semi vacía y como el papel higíenico estaba contado. Fuente: Wikipedia. Autor: Ugursd

Los astilleros

 

Estos astilleros son parte de la historia viva de la ciudad, el país y el continente. Aquí se fraguaron las huelgas y manifestaciones lideradas por Lech Wałęsa que terminaron con el régimen comunista en el país. El origen de esta proeza fue el sindicato Solidaridad fundado aquí en septiembre de 1980, cuando en los astilleros trabajaban unas 30.000 personas. Hoy en día apenas lo hacen 2000.

A la entrada encontramos el Monumento a los trabajadores de astilleros caídos en 1970, que conmemora a los trabajadores de los astilleros asesinados en diciembre de 1970.

Entrada a los astilleros de Gdańsk. Fuente: Wikipedia. Autor: Brosen

Universidad Tecnológica (Politechnika Gdańska)

 

En el barrio de Wrzeszcz, cuna de Günter Grass, se encuentra la Universidad Tecnológica de Gdańsk. Fue fundada en 1904, convirtiéndose en la universidad técnica más antigua de Polonia. Se compone de 9 facultades en la que estudian cada año 25.000 personas.

Recomiendo el edificio principal de la universidad, una preciosidad de las que muy pocos turistas saben. Si además está abierta, no te pierdas sus dos patios en honor a los dos patrones de la universidad: Jan Heweliusz y Daniel Gabriel Fahrenheit, dos de los habitantes más ilustres de la ciudad.

Edificio principal de la Universidad Politécnica de Gdansk, ee estilo neorrenacentista holandés. Fuente: Wikipedia. Autor: Ewaku

Barrio de Zaspa

 

La arquitectura comunista o de bloques puede llegar a ser aburrida, decadente y gris. En el barrio de Zaspa desde 1997 llevan luchando contra eso y cada año pintan originales murales en los lados de los gigantescos edificios. Docenas de murales colorean el barrio y lo llenan de vida. Algunos llegan hasta los 36 metros de altura. Si pasáis por allí, llegará un momento en que os encontraréis en una enorme explanada. ¿Todavía no sabéis qué es? Se trata de un aeropuerto, sí el barrio de Zaspa fue edificado sobre un aeropuerto del cual todavía se pueden ver partes de las pistas de aterrizaje.

Ejemplos de los murales de Zaspa (ul. Dywizjonu 303). Fue en este barrio donde vivía Lech Walesa cuando participaba en el sindicato Solidarność. Fuente: Wikipedia. Autor: Tomasz Sienicki

Falowiec

 

La palabra Falowiec viene del término polaco fala, que significa “ola“. Se llaman así a los edificios construidos con esta forma durante el comunismo polaco (décadas de 1960, 1970). Hay 8 edificios de este tipo en Gdańsk, la mayoría se encuentran en el barrio de Przymorze. El edificio más conocido se sitúa en la calle Obrońców Wybrzeża. Este mastodonte de cemento cuenta con:

  • 11 plantas
  • Cerca de 6000 residentes
  • 4 segmentos de 110 apartamentos cada uno.
  • Una longitud de 850 m

Falowiec en Obroncow Wybrzeza. Fuente: Wikipedia. Autor: Tomasz Sienicki

Westerplatte

 

En la península de Westerplatte comenzaron los bombardeos que darían comienzo a la Segunda Guerra Mundial el 1 de septiembre de 1939. Los comandantes alemanes consideraron pan comido la toma, pero un grupo de soldados les plantaron cara durante 7 días. Fue tal el respeto que infundió en el enemigo que aceptaron la capitulación del general Henryk Sucharski con ciertos privilegios.

Ahora Westerplatte se abre al público como una exhibición al aire libre de la batalla y de lo que queda después de ella. Los memorables acontecimientos los documenta una exposición en el cercano Cuarto de Guardia número 1. También como memoria de aquella resistencia encontramos el Monumento de los Defensores de Westerplatte.

Puedes llegar a Westerplatte de varias maneras, pero una de las más originales es hacerlo en un barco de apariencia antigua que soltará amarras en el casco antiguo, podrás comer algo a bordo y deleitarte con las típicas canciones de los marineros polacos.

Monumento de los Defensores de Westerplatte. Fuente: Wikipedia. Autor: Holger Weinandt

Parque de Oliwa (Park Oliwski)

 

Los inicios de este parque están íntimamente relacionados con los monjes cistercienses que establecerían un monasterio en la zona durante el siglo XII. Es un lugar pintoresco, un remanso de paz irregular por el cual es un placer pasear y observar. Además de sus jardines podemos ver la Catedral de Oliwa y su imponente órgano y el Palacio del Abad que encabeza el jardín francés. Las instalaciones las completan un jardín botánico y un invernadero.

Palacio del Abad en las inmediaciones del Parque de Oliwa. Fuente: Wikipedia. Autor: Tomasz Sienicki

Sopot

 

Sopot es uno de los lugares preferidos por los polacos para pasar el verano. Un resort vacional y ciudad balneario que hará las delicias de los turistas. Cafés, restaurantes, playa, parques, discotecas, etc.

 

La calle Monte Cassino

 

La calle principal es la más turística de la ciudad, sobre todo en verano, cuando visitantes de todas las naciones la recorren de arriba abajo incesantemente. Espectáculos callejeros, pintores y músicos se reparten la calle para captar la atención del personal. Aquí encontrarás la mayor parte de restaurantes y cafés de la zona.

¡No os perdáis la casa torcida!. Fuente: tylkosopot.pl

El muelle (molo)

 

Terminando la calle Monte Cassino llegamos al Mar Báltico a través de uno de los puntos más representativos de la ciudad. El muelle de Sopot. Con una extensión total de 650 m, es el muelle de madera más largo de Europa. Es muy probable que tengas la ocasión de ver cisnes y patos sobre el mar, algo que suele impresionar. No olvides que el Mar Báltico es un mar de agua salobre.

Área del muelle. En las noches de verano se puede disfrutar de un cine al aire libre y al final del muelle se ha creado un puerto deportivo. Fuente: Wikipedia. Autor: Diego Delso

Dejar un comentario