Eslovaquia

El Espacio de Schengen y las fronteras en Europa

Posteado en Bielorrusia, Bulgaria, Cultura, Curiosidades, Eslovaquia, Eslovenia, Estonia, General, Historia, Letonia, Lituania, Negocios, Rumania, Rusia, Trabajo, Turismo, Ucrania on March 14th, 2011 by Jorge – 2 Comentarios

Todavía hoy a veces me siento en frente de mi antigua y algo destartalada bola del mundo. Me gusta dar una vuelta por el viejo continente y parar en algunos puntos que siempre me causaron impresión y temor a partes iguales.

Allí estaban la antigua Yugoslavia, Checoslovaquia o la infinita Unión Soviética. El desconocimiento y la indiferencia a veces ha hecho que algunos miremos con cierta lejanía y salpicados siempre por nieve los acontecimientos que invadieron gran parte de la historia unas décadas atrás.

Los mismos sucesos sirvieron para redefinir y multiplicar las fronteras en buena parte de Europa y hoy estas barreras son protagonistas en esta entrada. En sólo unos años mucho ha cambiado en la vieja Europa y parece que lo mejor está aún por llegar.

La Europa de 1980

La Europa de 1980. En la recta final de la Guerra Fría.

Siguiendo con la mirada fija en las fronteras y con la Unión Europea por bandera, nos es ineludible la palabra Schengen. Antes de la Primera Guerra Mundial en general el pasaporte no era indispensable para viajar por Europa, sin embargo, después y siguiendo los acontecimientos que se sucedieron, vaya que si lo fue. Ahora es parte de nuestra cultura, si viajas al extranjero: por favor que no se te olvide el pasaporte.

Sería medio siglo después cuando  el pequeño pueblo luxemburgués de Schengen (unos 450 habitantes), principalmente volcado en actividades vinícolas, sería testigo de un gran paso hacia adelante en el esfuerzo común Europeo. El 14 de Junio de 1985 se firmó el Acuerdo de Schegen. Entonces, sólo Alemania, Francia, Bélgica, Países Bajos y Luxemburgo lo suscribieron. El acuerdo se basaba en la supresión de las fronteras internas para fortalecer las externas. Sin duda, la idea parecía buena.

 

Monumento en honor al Acuerdo de Schengen

Schenger (Luxemburgo). Monumento en conmemoración del Acuerdo de Schengen. Se firmó simbólicamente en un barco anclado en el punto que vemos en la foto sobr el río. Schengen se encuentra lindando con las fronteras de Francia, Alemania y Luxemburgo Fuente: Wikipedia. Autor: Cayambe

Leer más »

El otoño tiene sabor a ganso en Slovenský Grob

Posteado en Eslovaquia, Gastronomía, Negocios, Turismo on September 2nd, 2010 by Jorge – 1 Comentario

Eslovaquia, además de ser un paraíso para los amantes de la naturaleza o los apasionados del mundo medieval también lo puede ser para los buenos paladares.

Algo así como "gremio de los ganseros"

Algo así como "gremio de los ganseros de Slovenský Grob". Fuente: slovensky-grob.sk

La gastronomía eslovaca es considerada como una de las antiguas de Europa. Unas raíces históricas complejas que dejan entrever influencias con muchos de los países de la órbita,  como Hungría o la República Checa.

Dejando a un lado la carne de cerdo o pollo, la oca o el ganso (husacina en eslovaco) tiene un papel notable dentro del repertorio culinario del país. El otoño es la temporada perfecta, los gansos ya han cogido suficiente peso y en muchas de las poblaciones de Eslovaquia los lustrosos animales acompañan la tradición.

Existe un pequeño pueblecito cerca de Bratislava que en esa época atrae a visitantes de todos los rincones para degustar el ganso asado, su nombre da título a esta entrada: Slovenský Grob. Descansa a los pies de los Pequeños Cárpatos (Malé Karpaty) y aunque en muchos pueblos de Eslovaquia es posible probar este plato, con menos de dos mil habitantes este pueblo se ha llevado todos los honores.

Los Pequeños Cárpatos (Male Karpaty) al Oeste de Eslovaquia.

Los Pequeños Cárpatos (Male Karpaty) al Oeste de Eslovaquia. Aunque el ganso asado es típico en muchos pueblos del país, el oeste es la zona más popular.

Autor de la foto: Ed.h. Fuente: Flickr.com. Enlace.

 

Slovenský Grob

Slovenský Grob. Donde más de 60.000 visitantes al año recorren sus calles buscando el preciado manjar. Fuente: www.slovensky-grob.sk

Su origen tiene algo que ver con la crisis económica que se vivió en el país a principios del siglo XX, poco después de su secesión y fuertemente influenciado por el caótico desmembramiento del Imperio Austrohúngaro. Por aquel entonces las mujeres de la casa pasaron de abastecer sus propios hogares a aumentar la cría de gansos y venderlos casi listos para comer en los mercados cercanos a Bratislava de Pezinok y Svätý Jur. Con ricos pastizales y un arroyo que pasa por el pueblo la práctica se convirtió en habitual en la ahora extinta Checoslovaquia. El horno de piedra calentado por madera se hizo imprescindible para darle ese aroma y sabor, ese color tan característico y su textura crujiente que tan famoso ha hecho a este plato.

Ganso asado en un horno de piedra

Ganso asado en un horno de piedra. Ya no tantos negocios lo utilizan por cuestiones productivas, sin embargo, los más entendidos defienden el sabor único que dan estos hornos. Tres horas son necesarias para asar el ganso al retirar la madera y las cenizas que sirvieron para calentarlo. Fuente: Restaurante Husacina u Gaštana. Enlace: http://www.husacinaugastana.sk/

Leer más »