Eslovenia

El Espacio de Schengen y las fronteras en Europa

Posteado en Bielorrusia, Bulgaria, Cultura, Curiosidades, Eslovaquia, Eslovenia, Estonia, General, Historia, Letonia, Lituania, Negocios, Rumania, Rusia, Trabajo, Turismo, Ucrania on March 14th, 2011 by Jorge – 2 Comentarios

Todavía hoy a veces me siento en frente de mi antigua y algo destartalada bola del mundo. Me gusta dar una vuelta por el viejo continente y parar en algunos puntos que siempre me causaron impresión y temor a partes iguales.

Allí estaban la antigua Yugoslavia, Checoslovaquia o la infinita Unión Soviética. El desconocimiento y la indiferencia a veces ha hecho que algunos miremos con cierta lejanía y salpicados siempre por nieve los acontecimientos que invadieron gran parte de la historia unas décadas atrás.

Los mismos sucesos sirvieron para redefinir y multiplicar las fronteras en buena parte de Europa y hoy estas barreras son protagonistas en esta entrada. En sólo unos años mucho ha cambiado en la vieja Europa y parece que lo mejor está aún por llegar.

La Europa de 1980

La Europa de 1980. En la recta final de la Guerra Fría.

Siguiendo con la mirada fija en las fronteras y con la Unión Europea por bandera, nos es ineludible la palabra Schengen. Antes de la Primera Guerra Mundial en general el pasaporte no era indispensable para viajar por Europa, sin embargo, después y siguiendo los acontecimientos que se sucedieron, vaya que si lo fue. Ahora es parte de nuestra cultura, si viajas al extranjero: por favor que no se te olvide el pasaporte.

Sería medio siglo después cuando  el pequeño pueblo luxemburgués de Schengen (unos 450 habitantes), principalmente volcado en actividades vinícolas, sería testigo de un gran paso hacia adelante en el esfuerzo común Europeo. El 14 de Junio de 1985 se firmó el Acuerdo de Schegen. Entonces, sólo Alemania, Francia, Bélgica, Países Bajos y Luxemburgo lo suscribieron. El acuerdo se basaba en la supresión de las fronteras internas para fortalecer las externas. Sin duda, la idea parecía buena.

 

Monumento en honor al Acuerdo de Schengen

Schenger (Luxemburgo). Monumento en conmemoración del Acuerdo de Schengen. Se firmó simbólicamente en un barco anclado en el punto que vemos en la foto sobr el río. Schengen se encuentra lindando con las fronteras de Francia, Alemania y Luxemburgo Fuente: Wikipedia. Autor: Cayambe

Leer más »

Los paisajes de Eslovenia

Posteado en Deportes, Eslovenia, Naturaleza, Turismo on April 24th, 2010 by Jorge – 6 Comentarios

Eslovenia aún siendo un país relativamente pequeño goza de gran variedad de paisajes. Pero el cuidado por el medio ambiente de los eslovenos y la limpieza se pueden aprovechar para disfrutar de la naturaleza en estado salvaje que el país nos ofrece.

Tipos de paisajes en Eslovenia

Tipos de paisajes en Eslovenia: Paisaje Mediterráneo, Alpino, Dinárico y Panonio. Fuente: Wikipedia.

En este caso, centrándome en el tipo alpino y dinárico acudí en ayuda de Flickr, siempre fiel en este tipo de averiguaciones, y así encontré verdaderas muestras de lo que podemos ver en uno de los rincones más verdes de Europa.

La isla de Bled, a pocos kilómetros de la frontero con Austria es un entorno encantador a pies de los Alpes Julianos. Tanto es así que se ha convertido en un referente turístico dentro del país. Para obtener una información más completa de esta isla podéis consultar una entrada anterior en este enlace.

Isla de Bled

Isla de Bled

Foto de Helgabj

Leer más »

Lago Bled

Posteado en Deportes, Eslovenia, Gastronomía, Naturaleza, Turismo on March 24th, 2009 by Jorge – 4 Comentarios

Bled es una población a pocos kilómetros de la frontera con Austria, situada en la parte noroccidental de la región eslovaca de Gorenjska, en los Alpes Julianos y a unos 55 km de la capital. Lo más característico de este lugar es su lago glacial. Paisajes mágicos y de gran vegetación rodeados de edificaciones medievales es lo que espera al visitante.


Ver mapa más grande
Según cuenta la leyenda, el origen del lago Bled surge como un acto de castigo divino ante la despreocupación local por cuidar la capilla de Madonna que se encontraba entre pastos y en la que el ganado entraba y salía profanando dicho santuario. Esta capilla se convirtió en la que hoy se conoce como Iglesia de la Asunción de María (en esloveno: Cerkev Marijinega vnebovzetja) ubicada en la única isla natural de Eslovenia, la isla de Bled, en medio del lago.

Isla de Bled. Foto de Maurice

La campana de la iglesia (“Bell of Wishes”, Campana de los deseos) también tiene una bonita leyenda, resulta que una pandilla de bandidos mataron al señor del castillo. Así que la pobre viuda para estar más próxima a la Virgen María ordenó llevar a la iglesia de la isla una campana. Otro golpe de mala suerte hizo que una tormenta hundiese el bote, así que la viuda fue a Roma a contar sus desdichas al Papa, el cual ordenó la construcción de otra campana que es la que ahora suena en la iglesia de la isla de Bled. Se dice, que en las noches de tormenta aún se puede escuchar el sonido de la campana sumergida…

Isla de Bled. Foto de Larsz

Si alzamos la cabeza desde la isla, encontramos otro gran atractivo. El castillo de Bled. Construído sobre la cima de un acantilado de 130 metros de altura, vigila cuidadosamente el lago. Se puede visitar y es en verano cuando se celebran torneas de tiro con arco y conciertos nocturnos. Algunas imágenes valen más que mil palabras ;-) .

Castillo de Bled. Foto de BelgianChocolate

Castillo de Bled. Foto de Rochester Scouser

Continuamente (excepto cuando el lago está congelado) excursiones formadas por pequeños barcos de madera van y vienen de la isla. El nombre de la embarcación es “pletna”, es de madera, algo rudimentaria, y su nombre viene de la palabra eslovaca “pletena” que significa “tejer” por los techos de tela que llevaban sus embarcaciones (ahora sustituidos por lino) que ayudan a proteger de la lluvia y del sol.

Pletnas en la isla de Bled. Foto de Lostajy

A parte de lo místico del lugar, Bled es un lugar muy recomendable para hacer un turismo activo. Cuenta con numerosas actividades de deporte y aventura en los ríos alpinos y alrededores. Se puede practicar escalada, pesca, rafting, kayak, senderismo,canoa, ciclismo, golf… incluso vuelo sin motor. Por supuesto si estamos en temporada de invierno, el ski es imprescindible. Más información aquí. Y si necesitas relax después de tanto movimiento, siempre puedes darte un valiente bañito en el lago o aprovechar para visitar algunos de los hoteles con sus famosas aguas termales.

Kayak en Bled. Foto de Darren Donhaue

Pesca en Bled. Foto de Dale Harvey

Respecto a la gastronomía lo que más llama atención son los dulces, en especial los pasteles, como el “Blejska Grmada” muy frecuente en hoteles, restaurantes y pastelerías de la zona.

Pastel “Blejska Grmada”. Foto de 29cm

Más información en el sitio oficial de Bled.