Entradas etiquetadas como ‘isla’

Paseando por el tiempo: el Puente de Carlos en Praga

Posteado en Arquitectura, Cultura, Historia, República Checa, Turismo on January 14th, 2010 by Jorge – 4 Comentarios

Carlos IV de Alemania fue emperador del Sacro Imperio Romano Germánico y a su vez, gracias a la herencia de su padre, también era conocido como Carlos I,  rey de Bohemia desde 1346. 

Estatua de Carlos IV

Estatua de Carlos IV en la Plaza de los Caballeros de la Cruz. Construida en 1848 coincidiendo con el aniversario nº 500 de la Universidad de Carlos. Fuente: Wikipedia.

Bajo su mandato Praga floreció a lo largo del siglo XIV. En 1348 fundó la Universidad de Praga, la primera de Europa Central y que lleva su nombre en la actualidad.  Así la ciudad pronto se convertiría en un foco cultural e intelectual y en la tercera ciudad más grande del continente. Otras obras como la Plaza de Carlos fue obra suya, pero sin duda alguna su contribución más aclamada es el Puente de Carlos (Karlův most) sobre el río Moldava (Vtlava), uno de los símbolos de la capital checa.

 

En esta parte de Europa llueve, y a veces llueve mucho,  las crecidas de los ríos se hacen muy peligrosas. Y es que Praga ha sido testigo de numerosas inundaciones, una de ellas se “llevó por delante”  en 1342 el puente de Judith (Juditin most) que llevaba en pie desde mediados del siglo XII. Así la ciudad necesitaba una solución, un puente más resistente que además aprovecharía para conectar con la Ciudad Pequeña (Malá Strana) donde se situaba el castillo, zona que estaba en plena expansión.

Praga siempre ha estado estrechamente ligada a la astronomía, el popular Reloj astronómico de la ciudad que ya comentaba aquí es una muestra de ello, muchos siglos han pasado mientras la ciudad miraba a las estrellas.

Así pues, siguiendo la tradición,Carlos IV, asesorado por los mejores astrólogos y numerólogos buscó una fecha y una hora mágicas tal vez  con la intención de que no sucediese ninguna desgracia con el nuevo puente.

Así llegaron a una sucesión que combina el orden ascendente y descendente de los números impares del 1 al 9 (“135797531″). Obteniendo así un número capicúa que gustó al rey y  simbolizó el momento de colocación de la primera piedra: en el año 1357, a día 9 del mes de julio y a las 5:31 empezó la nueva obra. El número se encuentra grabado en la torre de la Ciudad Vieja.

Leer más »

Submarinismo y barcos hundidos en Croacia

Posteado en Croacia, Deportes, Historia, Naturaleza, Turismo on October 4th, 2009 by Jorge – 1 Comentario

Conocida por los croatas como “Nuestra bella”, la República de Croacia en los últimos 10 años ha reconstruido su infraestructura para ofrecer a los turistas un destino cultural , histórico, ecológico y que respeta el bolsillo.

Costa de Makarska. Foto de Lanchutt

Croacia cuenta con 1.185 islas, de las cuales, tan solo unas cincuenta están habitadas, un paisaje ideal para el que quiera practicar submarinismo en el Adriático. Existe una completa  red de empresas especializadas en buceo y  organizan salidas guiadas, la mayoría de los hoteles tienen convenios que incluyen estas ofertas. La mejor época es entre mayo y octubre, cuando las temperaturas son más cálidas aunque el agua a 30 metros de profundidad se mantiene a 17 ºC todo el año.

Archipiélago de Pakleni. Foto de Rui Ornelas

Si vas por tu cuenta, necesitarás un permiso internacional de submarinismo y pagar unas tasas. Siempre habrá que consultar si la zona donde vas a bucear es o no prohibida para evitar multas. Las modalidades que se pueden practicar son: scuba o con botella, snorkel(con el tubito asomando por fuera) y la apnea (a pulmón).

En el fondo del Adriático se pueden encontrar desde delfines, meduses, corales… hasta bosques de gorgonias y además destacan sus cuevas, perfectas para explorar en inmersiones. Pero lo más característico son sus barcos en el fondo del mar. A partir de 20m de profundidad ya se pueden ver ejemplares.

Leer más »

Lago Bled

Posteado en Deportes, Eslovenia, Gastronomía, Naturaleza, Turismo on March 24th, 2009 by Jorge – 4 Comentarios

Bled es una población a pocos kilómetros de la frontera con Austria, situada en la parte noroccidental de la región eslovaca de Gorenjska, en los Alpes Julianos y a unos 55 km de la capital. Lo más característico de este lugar es su lago glacial. Paisajes mágicos y de gran vegetación rodeados de edificaciones medievales es lo que espera al visitante.


Ver mapa más grande
Según cuenta la leyenda, el origen del lago Bled surge como un acto de castigo divino ante la despreocupación local por cuidar la capilla de Madonna que se encontraba entre pastos y en la que el ganado entraba y salía profanando dicho santuario. Esta capilla se convirtió en la que hoy se conoce como Iglesia de la Asunción de María (en esloveno: Cerkev Marijinega vnebovzetja) ubicada en la única isla natural de Eslovenia, la isla de Bled, en medio del lago.

Isla de Bled. Foto de Maurice

La campana de la iglesia (“Bell of Wishes”, Campana de los deseos) también tiene una bonita leyenda, resulta que una pandilla de bandidos mataron al señor del castillo. Así que la pobre viuda para estar más próxima a la Virgen María ordenó llevar a la iglesia de la isla una campana. Otro golpe de mala suerte hizo que una tormenta hundiese el bote, así que la viuda fue a Roma a contar sus desdichas al Papa, el cual ordenó la construcción de otra campana que es la que ahora suena en la iglesia de la isla de Bled. Se dice, que en las noches de tormenta aún se puede escuchar el sonido de la campana sumergida…

Isla de Bled. Foto de Larsz

Si alzamos la cabeza desde la isla, encontramos otro gran atractivo. El castillo de Bled. Construído sobre la cima de un acantilado de 130 metros de altura, vigila cuidadosamente el lago. Se puede visitar y es en verano cuando se celebran torneas de tiro con arco y conciertos nocturnos. Algunas imágenes valen más que mil palabras ;-) .

Castillo de Bled. Foto de BelgianChocolate

Castillo de Bled. Foto de Rochester Scouser

Continuamente (excepto cuando el lago está congelado) excursiones formadas por pequeños barcos de madera van y vienen de la isla. El nombre de la embarcación es “pletna”, es de madera, algo rudimentaria, y su nombre viene de la palabra eslovaca “pletena” que significa “tejer” por los techos de tela que llevaban sus embarcaciones (ahora sustituidos por lino) que ayudan a proteger de la lluvia y del sol.

Pletnas en la isla de Bled. Foto de Lostajy

A parte de lo místico del lugar, Bled es un lugar muy recomendable para hacer un turismo activo. Cuenta con numerosas actividades de deporte y aventura en los ríos alpinos y alrededores. Se puede practicar escalada, pesca, rafting, kayak, senderismo,canoa, ciclismo, golf… incluso vuelo sin motor. Por supuesto si estamos en temporada de invierno, el ski es imprescindible. Más información aquí. Y si necesitas relax después de tanto movimiento, siempre puedes darte un valiente bañito en el lago o aprovechar para visitar algunos de los hoteles con sus famosas aguas termales.

Kayak en Bled. Foto de Darren Donhaue

Pesca en Bled. Foto de Dale Harvey

Respecto a la gastronomía lo que más llama atención son los dulces, en especial los pasteles, como el “Blejska Grmada” muy frecuente en hoteles, restaurantes y pastelerías de la zona.

Pastel “Blejska Grmada”. Foto de 29cm

Más información en el sitio oficial de Bled.